Mundo

Diez muertos causó 'Irma' en Cuba 

Se registraron fallecidos en La Habana (siete), Matanzas (uno), Ciego de Ávila (uno) y Camaguey (uno). El presidente Raúl Castro aseguró que los daños fueron considerables aunque, dijo, no es tiempo para lamentarse. 
Corresponsal Vivian Núñez 
11 septiembre 2017 20:34 Última actualización 12 septiembre 2017 5:0
Cuba e Irma (Reuters)

Cuba e Irma (Reuters)

CARACAS.- Diez muertos causó el huracán Irma en Cuba, donde provocó además multimillonarias pérdidas durante su paso infernal de oriente a occidente por la costa norte de la isla durante más de tres días, afectando prácticamente a las quince provincias del país.

Los fallecidos se registraron en La Habana (siete), Matanzas (uno), Ciego de Ávila (uno) y Camaguey (uno). De las víctimas en la capital, dos fueron cuando un balcón se derrumbó y cayó sobre el ómnibus en el que viajaban mientras que otra, una anciana de 89 años, amaneció este lunes flotando frente a su vivienda en las aguas que inundaron la ciudad. Los tres muertos en el resto de las provincias fueron personas que se negaron a evacuarse, informó la Defensa Civil.

En un mensaje a la nación, leído en el noticiero de la televisión, el presidente Raúl Castro aseguró que los daños fueron considerables aunque, dijo, “no es tiempo para lamentarse, sino para volver a construir lo que los vientos de Irma trataron de destruir”.

“Nadie se llame a engaño, el trabajo que hay que realizar es inmenso”, puntualizó.

Entre las áreas afectadas por los fuertes vientos de Irma se encuentran los principales destinos turísticos de la isla, los cuales, según las autoridades, estarán restaurados cuando comience la temporada alta, en noviembre.

En las primeras horas de este lunes alrededor de ocho millones de cubanos se encontraban sin electricidad, aunque en el transcurso de la jornada ha ido restableciendo el servicio en algunas provincias, incluidas zonas de la capital.

La Habana fue afectada por fuentes vientos y por severa penetración del mar en su litoral norte, incluido el Malecón. Olas de entre siete y nueve metros provocaron que el mar penetrara kilómetros ciudad adentro, destruyendo a su paso instalaciones estatales y viviendas, obligando al cierre de importantes vías de comunicación.

Irma, el huracán más potente formado en el Atlántico y el único que permaneció durante 72 horas con la máxima categoría de cinco en la escala Saffir-Simpson, comenzó a afectar Cuba el pasado jueves, con vientos sostenidos de 255 kilómetros por hora.

A su paso por la costa norte cubana mantuvo prácticamente esa intensidad y fue disminuyendo su velocidad de traslación, llegando a estar casi estacionario por 24 horas, hasta que salió rumbo norte el domingo.

Por la amplitud de su radio de acción y la estrechez de la isla, Irma golpeó hasta provincias del sur cubano, como Cienfuegos.
La Defensa Civil informó que todavía está evaluando los daños.