Mundo

Diez años de Raúl entre las reformas y el diálogo con EU

Ante la grave crisis de Venezuela, su principal socio comercial, alienta la inversión extranjera.
Corresponsal Vivían Núñez
31 julio 2016 23:18 Última actualización 01 agosto 2016 5:0
La visita de Fidel Castro fortalecerá la relación con México. (Reuters)

La visita de Fidel Castro fortalecerá la relación con México. (Reuters)

“O rectificamos o ya se acaba el tiempo de seguir bordeando el precipicio”, dijo en diciembre de 2010 Raúl Castro, quien cumplió ayer diez años al frente de Cuba sin abandonar un proceso de renovación sui géneris iniciado bajo su mando y luego de convertirse en el presidente de la época revolucionaria que logró el restablecimiento de relaciones con Estados Unidos.

Cuando el 31 de julio de 2006, Fidel Castro anunció que delegaba todas sus responsabilidades por graves problemas de salud, el hermano menor de los Castro asumió provisionalmente la dirección del país, hasta que dos años después, en febrero de 2008, fue elegido presidente de Cuba.

Proclamando la continuidad del pensamiento de Fidel y ratificando al socialismo como línea a seguir, Raúl Castro, de 85 años, promovió un grupo de reformas internas nombradas oficialmente Actualización del Modelo Económico y Social, que tienen como objetivo esencial desestatizar la economí

Bajo su gobierno se amplió el trabajo privado y cooperativo, se entregaron en usufructo las tierras ociosas y se aprobó una nueva Ley de Inversión Extranjera, entre otras medidas.

Hacia lo privado

“No es correcto decir que en Cuba hoy está ocurriendo una transformación de la propiedad estatal en privada. La Actualización del Modelo Económico cubano presupone, ante todo, la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción”, afirmó el vicepresidente Marino Murillo, quien aseguró que la empresa estatal socialista está en el centro de ese empeño.

Sin embargo, es ahí, en el sector que controla el estado, donde están los más bajos salarios y pensiones, en contraste con los que ingresan los trabajadores privados o los asociados en cooperativas.

Un médico especialista en nefrología, con más de 30 años de labor en el sistema de salud pública, recibe mensualmente, luego de un aumento salarial reciente, mil 600 pesos (unos 66 dólares), mientras que el dueño de una cafetería puede recaudar alrededor de 2 mil pesos diarios (83 dólares).

Pero quizás el paso más audaz dado por Raúl Castro durante su mandato, que termina en 2018, fue divulgado al mundo el 17 de diciembre de 2014: Cuba y Estados Unidos anunciaban la decisión de restablecer relaciones diplomáticas, tras más de medio siglo de enfrentamiento.

Desde entonces ambos gobiernos han avanzado en los contactos bilaterales y han firmado 11 acuerdos en diversas áreas, aunque en el plano económico y comercial los efectos del deshielo son limitados, entre otras causas por el mantenimiento del embargo estadounidense.

“Sin prisa, pero sin pausa”, es el ritmo que Raúl Castro ha dado a sus reformas, que si bien han otorgado cierto dinamismo a la economía nacional, aún no repercuten de manera sustancial en buena parte de los cubanos.

Ahora, además, al final de su primera década al frente de los destinos de la isla, el mandatario parece enfrentar los momentos más difíciles, debido a la reducción del petróleo que el país recibe de Venezuela a precios preferenciales y a la falta de liquidez, uno de los “Talones de Aquiles” de la economía nacional.

Raúl Castro ha reconocido que la crisis en Venezuela, su principal socio comercial, está golpeando la economía isleña y provocó incluso una caída del Producto Interno Bruto (PIB).