Mundo

Diálogo sobre Siria no se retomará próxima semana: ONU

Staffan de Mistura, enviado de la ONU para Siria, dijo que no es "realista" pensar que puede conseguir que los bandos enfrentados en Siria vuelvan a la mesa de diálogo para entonces, "pero tenemos la intención de hacerlo pronto".
AP
19 febrero 2016 8:13 Última actualización 19 febrero 2016 8:14
Staffan de Mistura ONU Siria

Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria. (AP)

BEIRUT.- Las conversaciones para intentar solucionar la guerra civil que sacude Siria no se reanudarán el 25 de febrero, como estaba previsto, dijo el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura.

Al mismo tiempo, Turquía intensificó los ataques de artillería sobre la frontera a las zonas dominadas por la milicia curda en Siria.

En una entrevista con el diario sueco Svenska Dagbladet, De Mistura apuntó que no es "realista" pensar que puede conseguir que los bandos enfrentados en Siria vuelvan a la mesa de diálogo para entonces, "pero tenemos la intención de hacerlo pronto".

El enviado de la ONU suspendió la anterior ronda de contactos el pasado 5 de febrero ante las importantes diferencias que separaban a los dos bandos, avivadas por la escalada de los bombardeos aéreos y la ofensiva terrestre.

"Necesitamos conversaciones reales sobre la paz, no solo conversaciones para hablar sobre las conversaciones. Ahora los estadunidenses y los rusos deben sentarse y acordar un plan concreto para el cese de hostilidades", dijo en una entrevista publicada en el cibersitio de Svenska Dagbladet.

Ultimamente, fuerzas del gobierno sirio retomaron decenas de aldeas y poblaciones en distintos lugares del país al tiempo que las Fuerzas Democráticas Sirias, de mayoría curda, expulsaron a combatientes de la oposición de zonas vecinas a la frontera con Turquía en la provincia de Alepo. Ankara es un enconado opositor de las FDS, que se ha convertido en una de las fuerzas más eficaces que combaten al grupo Estado Islámico en el terreno.

Un comandante rebelde en la provincia de Idlib dijo que Turquía facilitaba el movimiento de otras facciones rebeldes con el fin de debilitar a las FDS. El comandante, que habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a revelar secretos militares, dijo que se permitió a una coalición mixta de combatientes rebeldes entrar a Turquía y reingresar a Siria para impedir que la ciudad de Azzaz cayera en poder de las FDS.

Azzaz está en poder de facciones rebeldes respaldadas por Turquía y rodeada por fueras de las FDS y el Estado Islámico.