Mundo

Diálogo respetuoso, la apuesta de México

Vanessa Rubio, subsecretaria de Relaciones Exteriores asegura que la participación de México en la Cumbre de las Américas privilegiará la cooperación como mecanismo de desarrollo. 
05 abril 2015 22:42 Última actualización 06 abril 2015 5:0
Vanessa Rubio, subsecretaria de Relaciones Exteriores para America Latina y el Caribe. (Cortesía SRE)

Vanesa Rubio, subsecretaria de Relaciones Exteriores para America Latina y el Caribe. (Cortesía SRE)

México apoyará el reingreso de Cuba a la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que fue expulsada el 31 de enero de 1962 pese al rechazo de nuestro país, aseguró Vanessa Rubio, subsecretaria de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, al señalar que está en el mejor interés del hemisferio que la cumbre en Panamá sea positiva y genere un diálogo respetuoso “para alcanzar la región en paz y próspera que todos buscamos”.

Adelantó a El Financiero que la participación de México en la VII Cumbre de las Américas privilegiará la cooperación como mecanismo de desarrollo. “México lleva una posición muy clara de que el hemisferio debe ser una zona dialogante, en donde las diferencias se dirimen de manera pacífica y se privilegia la cooperación”, dijo. Destacó que el gobierno federal ve con muy buenos ojos que por primera vez se celebre un encuentro verdaderamente continental, en el que estarán las 35 naciones representadas al más alto nivel, lo que genera muchas expectativas.

Confiada en que el roce diplomático provocado por las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela no empañará la reunión, Rubio consideró normal que existan posiciones divergentes y que sean expresadas en un foro político como el que tendrá lugar en Panamá, aunque “lo que no se vale es no dialogar de manera pacífica y en un entorno de pleno respeto”. Lo que esperaríamos, aseveró, es que los países que tengan posturas diferentes tanto en lo bilateral como en lo multilateral lo expresen; “eso es normal, pero confiamos en que lo hagan siempre en un clima de pleno respeto”.

Sobre la posibilidad de que Cuba anuncie su regreso a la OEA, expresó que nada le gustaría más a México, pues cada nación “debe ocupar la silla que le corresponde. Es una decisión que sólo Cuba debe tomar, pero México ha sido consistente desde el día uno en que no debía salir y así votamos”, añadió.

Rubio destacó que México llega a la cumbre con un nivel privilegiado de diálogo con la región de América Latina y el Caribe, que hoy es “más democrática e institucional” y con la que reforzó en los últimos años su colaboración.