Mundo

Día violento en Turquía deja al menos 6 muertos

Por lo menos seis miembros de las fuerzas de seguridad turcas fallecieron durante una jornada violenta, en la que dos mujeres abrieron fuego contra la embajada de EU en Estambul.
AP
11 agosto 2015 0:42 Última actualización 11 agosto 2015 1:20
El presidente de Turuqía, Recep Tayyip Erdogan, encabezó una ceremonia en memoria de policía Beyazit Ceken, asesinado en un tiroteo ayer en Estambul. (AP)

El presidente de Turuqía, Recep Tayyip Erdogan, encabezó una ceremonia en memoria de policía Beyazit Ceken, asesinado en un tiroteo ayer en Estambul. (AP)

ESTAMBUL.- Dos mujeres abrieron fuego el lunes en contra del consulado estadounidense en Estambul, y por lo menos seis miembros de las fuerzas de seguridad turcas fallecieron durante una jornada violenta en Turquía, donde el gobierno ha emprendido acciones en contra del grupo Estado Islámico, rebeldes curdos y extremistas de izquierda.

Turquía ha visto un marcado incremento en los enfrentamientos entre sus fuerzas de seguridad y los rebeldes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán, PKK, tras la campaña en contra de objetivos del PKK en Irak, así como los ataques aéreos en contra del grupo Estado Islámico en Siria.

Nadie resultó herido en el ataque al consulado de Estados Unidos, que sucedió semanas después de que Turquía aceptara un papel más activo en la campaña comandada por Estados Unidos en contra del grupo Estado Islámico, permitiéndole a la coalición utilizar sus bases aéreas. El domingo, el ejército estadounidense anunció la llegada de seis aviones F-16 y unos 300 elementos del ejército a la base área de Incirlik, en Turquía.

Un grupo de extrema izquierda que perpetró el atentado suicida de 2013 en contra de la embajada estadounidense en Ankara, se responsabilizó del ataque.

Ambas atacantes huyeron y una de ellas recibió un disparo antes de ser detenida. El Frente Revolucionario de Liberación Popular, DHKP-C, la identificó como Hatice Asik y dijo que era miembro del grupo, considerado como una organización terrorista tanto por Estados Unidos como por Turquía. La otra atacante sigue prófuga.

En un comunicado colocado en su sitio web, el grupo describió a Asik como una "revolucionaria" que combatía la opresión estadounidense y prometió mantener su lucha hasta que Turquía quedara "despejada" de bases estadounidenses en su territorio.

El ministro turco de Exteriores condenó el ataque y dijo que se incrementó la seguridad de las misiones estadounidenses en todo el país. Señaló que Turquía está determinada a combatir el terrorismo a través de la "cooperación y solidaridad" con su aliado de la OTAN.

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, dijo que las autoridades estadounidenses trabajaban de la mano con su contraparte turca para investigar los hechos. El consulado volverá a la actividad el martes, señaló.

Horas después del ataque, policías vestidos con chalecos antibalas y armados con ametralladoras bloquearon los caminos rumbo al consulado. El edificio, rodeado por un muro fortificado, resultó intacto y la bandera se mantuvo izada.

Temprano el lunes, un ataque con dispositivo explosivo en una estación de policía de Estambul dejó heridos a tres policías y siete civiles, provocando un incendio que colapsó partes del edificio de tres pisos. El sospechoso murió durante la explosión, de acuerdo a la oficina del gobernador de Estambul.

Poco después, atacantes desconocidos abrieron fuego contra los policías que investigaban el lugar de la explosión, provocando un tiroteo en el que murieron dos de los atacantes y un agente policiaco.
Nadie se responsabilizó inmediatamente por los hechos, pero la agencia noticiosa estatal, Anadolu Agency, citando a fuentes policiales anónimas, informó que PKK era el responsable.