Mundo

'Día de la Ira' deja al menos 60 muertos en Egipto

10 febrero 2014 4:59 Última actualización 16 agosto 2013 15:20

[La Hermandad Musulmana llamó a seguidores a seguir protestando tras el toque de queda. / Reuters] 


 
 
AP
 

EL CAIRO.- Al menos 60 personas murieron el viernes en intensos choques en Egipto, donde decenas de miles de partidarios la Hermandad Musulmana se enfrentaron con civiles armados en los disturbios callejeros más violentos en la capital desde el levantamiento en la llamada Primavera Árabe, informaron funcionarios de seguridad.
 
 
Los funcionarios dijeron a The Associated Press que 52 civiles y ocho policías habían muerto en todo el país.
 
 
Con pistolas y fusiles automáticos, residentes se enfrentaron con simpatizantes del depuesto presidente Mohamed Morsi en lo que la Hermandad llamó el "Día de la Ira", desatado por la furia contra las fuerzas de seguridad por allanar los sitios de dos campamentos el miércoles, en choques que dejaron más de 600 muertos.
 
 
Mientras helicópteros militares sobrevolaban, residentes furiosos con los manifestantes de la Hermandad los atacaron con piedras y botellas, y ambas partes se enfrascaron en tiroteos, desatando batallas callejeras.
 
 
A diferencia de los choques previos entre manifestantes y policías, los enfrentamientos del viernes tomaron un tono más oscuro cuando residentes y posiblemente policías vestidos de civil tomaron parte en los disturbios.
 
 
Había pocos policías en uniforme mientras se veía a civiles disparando desde un puente que cruza sobre el distrito capitalino de Zamalek, una elegante isla en el Nilo en la que residen muchos extranjeros y embajadores.
 
 
Un funcionario de seguridad dijo que al menos 14 personas habían muerto en El Cairo, dos de ellos policías.
 
 
Escenas similares ocurrieron en diversas partes de Alejandría, la segunda ciudad mayor del país, donde al menos seis personas murieron en choques entre manifestantes y sus rivales en las calles, de acuerdo con un funcionario de seguridad.
 
 
Había escasas esperanzas de que el toque de queda nocturno frenase la violencia, pues la Hermandad Musulmana llamó a sus seguidores a seguir protestando en las calles.
 
 
El grupo dijo que estaba estudiando sus próximos pasos.
 
 
Las marchas encabezadas por la Hermandad en El Cairo se dirigieron a la Plaza Ramsés, cerca de la principal estación de trenes en el país.
 
 
El área está además cerca de la Plaza Tahrir, donde el ejército colocó alambrado de púas y tanques como contención entre los manifestantes y un pequeño acampamiento contra la Hermandad.
 
 
Al menos 12 personas murieron en la Plaza Ramsés luego que manifestantes chocasen con residentes en las calles, dijeron funcionarios.
 
 
Fotógrafos de la Associated Press vieron a muchos de los muertos dentro de la vecina mezquita de Al_Fath, tornada un hospital de campaña.
 
 
Algunos parecían haber sufrido balazos en la cabeza y el pecho durante un ataque a una estación de policía. Los manifestantes chocaron además con residentes de la zona.
 
 
En otras partes del país, 11 personas murieron durante un intento por ingresar a la fuerza en el principal edificio de seguridad en la ciudad de Fayoum, al oeste de El cairo, dijo un funcionario de seguridad.
 
 
Los choques eran violentos también en Puerto Said, Gharbiya, Qalyubiya, Dumyat e Ismailiya.
 
 
Dos iglesias en la provincia sureña de Minya fueron atacadas, dijeron funcionarios de seguridad. Residentes en diversas partes de Egipto formaron cadenas humanas alrededor de iglesias para protegerlas de ataques.
 
 
Un civil que protegía una iglesia en Sohag, al sur de la capital, murió a manos de atacantes no identificados, dijo la policía.
 
 
Civiles armados montaron retenes improvisados en diversas partes de la capital, impidiendo marchas de la hermandad y cacheando a todo el que quería pasar. En uno de los retenes, residentes impidieron que ambulancias y autos con heridos de la Plaza Ramsés llegasen a un hospital.
 
 
Las escenas resaltaron lo profundo de las divisiones en Egipto. Al menos ocho estaciones policiales fueron atacadas el viernes, dijeron funcionarios.