Mundo

Destacan heroísmo de las azafatas de Asiana

10 febrero 2014 4:51 Última actualización 13 julio 2013 19:35

[Reuters] 


AP

San Francisco.- Antes que el Vuelo 214 de Asiana Airlines se estrellara al aterrizar en San Francisco, la última vez que los auxiliares de vuelo de la aerolínea coreana generaron titulares fue a principios de este año cuando el sindicato trató de actualizar los uniformes de manera que las azafatas pudieran usar pantalones.

Ahora, cuando la mitad de las 12 personas de la tripulación del vuelo accidentado ha sufrido lesiones y el resto recibe las felicitaciones por el heroísmo mostrado durante la evacuación de emergencia del avión, la atención ha cambiado de los uniformes a sus valientes acciones.

En el accidente del 6 de julio tres tripulantes salieron despedidas del aparato por la sección de cola, todavía en sus asientos. Mientras tanto, las que pudieron, supervisaron la evacuación de casi 300 pasajeros, usando cuchillas para cortar los cinturones de seguridad, hachas para liberar a dos colegas atrapadas por los deslizadores de emergencia, combatiendo las llamas y rescatando a niños asustados.

"Yo no estaba pensando, pero mi cuerpo comenzó a hacer lo que requiere una evacuación", dijo la jefa de auxiliares de vuelo, Lee Yoon-hye, de 40 años, durante una conferencia de prensa, la noche antes de que investigadores federales instruyeran a las aerolíneas no permitir que la tripulación comentara sobre el accidente. "Yo sólo trataba de rescatar al próximo pasajero".

Ese comportamiento ha significado un gran orgullo para los miembros de una profesión a la que con frecuencia sólo se identifica por el uniforme y sus habilidades para prestar servicios al cliente.

"Ante tremendas adversidades y obstáculos, hicieron su trabajo y evacuaron a todo el avión muy rápido", dijo Veda Shook, presidenta internacional de la Asociación de Auxiliares de Vuelo y azafata de Alaska Airlines.

"Es un reflejo magnífico, no sólo de la tripulación, sino de la importancia de los auxiliares de vuelo en su papel de socorristas", agregó Shook.

Además de capacitación en primeros auxilios y combate de fuego, los auxiliares de vuelo tienen que practicar todos los años los procedimientos necesarios para sacar a todos los pasajeros de un avión en 90 segundos o menos, dijo Shook. Los auxiliares participan en simulacros contrarreloj, que incluyen gritar por encima del caos y el ruido de los motores, comunicarse con pasajeros presa del pánico y abrir puertas trabadas, agregó. El objetivo es hacer esto automáticamente.

Es una diferencia grande en comparación con los días en que los asistentes de vuelo eran en su mayoría mujeres y no se esperaba que hicieran mucho en caso de emergencias.

Laura Brentlinger, que fue aeromoza de United Airlines 31 años, recordó no tener idea de cuánto peligro corrieron todos durante uno de sus primeros aterrizajes de emergencia en 1972. Ella no se dio cuenta de la seriedad de la situación hasta que todo terminó y le vio la cara al piloto.

"En esos días era cosa de atender bien y sonreír a los pasajeros. Hemos avanzado mucho, gracias al Señor", dijo Brentlinger. "Antes éramos sólo unas muñecas".

El papel de los auxiliares de vuelo cambió significativamente en 1989 después que el Vuelo 1363 de Air Ontario se estrelló mientras despegaba en Canadá. La investigación reveló que un auxiliar de vuelo observó hielo en un ala pero no lo dijo, suponiendo que los pilotos estaban al tanto y no les gustaría que ella se los repitiera.

Desde entonces, las normas de la Dirección Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos exigen que los tripulantes de cabina se incorporen al sistema de comunicación que permite a todo el personal del avión informar sus preocupaciones a los pilotos, aunque eso signifique enfrentarlos.

Las normas también autorizan a los auxiliares de vuelo a ordenar evacuaciones de emergencia. Al escuchar que los pilotos del Vuelo 214 de Asiana ordenaron a los auxiliares de vuelo demorar la evacuación durante 90 segundos después del aterrizaje forzoso en San Francisco, y autorizar la evacuación sólo después que una azafata observó que había llamas, Brentlinger se pregunta si los asistentes de vuelo de Asiana tienen la misma autoridad.

"Estoy segura que tienen una jerarquía diferente y no pueden hacer nada sin permiso del piloto", dijo. "No me cabe la menor duda de que yo habría evacuado el avión de inmediato".

Brentlinger dijo que le duele mucho cuando piensa en lo que están pasando ahora, y probablemente pasarán en los próximos meses, los auxiliares de vuelo de Asiana.
 
 
 
Todas las notas MUNDO
Corte de Apelaciones amplía ley antiinmigrante en Texas
Norcorea acusa a Trump de iniciar la guerra y lo amaga con contraatacar
Desastres naturales... ¿más frecuentes en 2017?
Cientos salen de zona de riesgo cercana a represa dañada en Puerto Rico
Así es como aún podemos rescatar al Planeta del cambio climático
Corte Suprema de EU cancela presentación sobre veda de Trump
Corea del Norte acusa a EU de declararle la guerra y amenaza con responder
Judíos preocupados por avance de extrema derecha en Alemania
Rondas de renegociación del TLCAN serán duras: Trudeau
EU ejerce "terrorismo psicológico" al restringir viajeros: Venezuela
Colaboradores de Trump serán interrogados sobre Rusia
Kurdos iraquíes votan sobre independencia; Turquía lanza amenaza
Trump presiona a la NFL por protestas durante himno nacional
China pide mesura ante guerra de palabras entre Trump y Corea del Norte
'María' se debilita y sería una tormenta tropical el martes: CNH
Merkel comienza arduo camino para formar Gobierno tras comicios
Autoridades arrestan a persona armada cerca de la Casa Blanca
Abe anuncia elección anticipada en medio de crisis Península Coreana
Merkel vence y logra su cuarto mandato en Alemania
EU prohibirá la entrada a ciudadanos de Corea del Norte y Venezuela
Colapsa represa en Puerto Rico, ordenan evacuación
Canadá impondrá sanciones a Maduro y funcionarios venezolanos
Empresa indemnizará a afectados por accidente en Fukushima
El mayor paso entre EU y México cerrará este fin de semana
Refuerzan policía para tratar de impedir referendo catalán