Mundo

Desplazados sirios amenazan seguridad en Líbano: ONU

La Agencia de Refugiados de la ONU señaló que actualmente hay 2.9 millones desplazados sirios, se estima que para finales de este año habrá 3.6 millones; de no aportar poco más de 3 mil millones de dólares, esta situación podría suponer una grave amenaza de seguridad para Líbano.
AP
03 julio 2014 8:3 Última actualización 03 julio 2014 8:24
Etiquetas
Refugiados y desplazados en el mundo

Refugiados y desplazados en el mundo. (Reuters)

GINEBRA. La creciente crisis de desplazados provocada por la guerra civil en Siria podría suponer una grave amenaza para la seguridad del Líbano y desestabilizar a toda la región, advirtió el jefe de la agencia de refugiados de la ONU, António Guterres.

Aunque esta situación, explicó, podría pararse si los donantes ofrecen lo más rápidamente posible el 70 por ciento que falta de los 3 mil millones de dólares destinados para las tareas de emergencia.

La revisión al alza de las necesidades se basa en una nueva estimación que Guterres tiene previsto presentar este viernes. El informe estima que para finales de año habrá por lo menos 3.6 millones de refugiados sirios en la región. Ahora hay 2.9 millones de refugiados sirios registrados en la zona, y cada mes llegan unos 100 mil.

Por ahora, los donantes han contribuido apenas con mil millones de dólares dedicados a las tareas en Líbano, Jordania, Turquía, Irak y Egipto.

"No proporcionar apoyo humanitario suficiente para los refugiados sirios para el final de 2014 podría tener consecuencias dramáticas para los refugiados y la estabilidad de toda la región, incluyendo una amenaza seria para la seguridad en el Líbano", afirmó Guterres.

"Tenemos una situación de inestabilidad aumentada en la zona, un efecto del conflicto en Irak, y flujos continuados de refugiados a países vecinos que se enfrentan a asuntos humanitarios y de seguridad de gran complejidad", indicó.

Si no hay más dinero, advirtió, aumentará el número de mujeres y niños expuestos a la violencia, explotación y abusos, se reducirán las raciones de comida y aumentarán los casos de malnutrición aguda.

La educación, señaló Guterres, se vería perjudicada por la sobrecarga de capacidad de las escuelas, que ahora tienen a 350 mil sirios apuntados en la región, y los servicios sanitarios serían inadecuados, especialmente para las mujeres embarazadas.

La agencia de Naciones Unidas estima que unos 2.4 millones de personas necesitarán apoyo extra para prepararse para el invierno, y hará falta más ayuda para los 860 mil refugiados que viven fuera de los campos en refugios mal acondicionados.

Todas las notas MUNDO
Destructor de EU choca con barco mercante al este de Singapur
Trump presentará nueva estrategia para Afganistán
Estados Unidos expande búsqueda de miembros de helicóptero
¿Necesitas un descanso? Esta celebración está hecha a tu medida
Descarrilamiento de tren en India deja varios muertos y heridos
Gobierno de Trump, un "desastre ambulante": NYT
Siguiendo a las sombras: ellos son los cazadores de eclipses
Barcelona rinde homenaje a víctimas de atentados
¿Quién es la nueva directora de comunicación de Trump?
Policía catalana desconoce si autor del ataque sigue vivo
Parlamento venezolano desconoce que Constituyente asuma sus funciones
Atacante apuñala a 8 personas en Rusia y es abatido por policías
Iré 'a la guerra' por Trump: Steven Bannon tras despido
Tras despido de la Casa Blanca, Bannon recupera su anterior empleo
Constituyente asume competencias del Parlamento de Venezuela
Maduro está involucrado en escándalo de Odebrecht, según exfiscal
Trump despide a su estratega en jefe, Steve Bannon
Videgaray busca apoyo de Cuba para resolver crisis en Venezuela
El 'efecto Harry Potter' está matando a estas aves
Esto es lo que sabemos de los atentados en Barcelona y Cambrils
Parlamento venezolano anuncia que desconocerá su "anulación"
Renuncian miembros de Comisión de las Artes por comentarios de Trump
Dos muertos y seis heridos tras agresión con cuchillo en Finlandia
¿Quién es Steve Bannon?
Ataque con cuchillo en Alemania deja un muerto