Mundo

Deslave en Sri Lanka deja 10 personas muertas y 300 desaparecidos 

Al menos 300 personas están desaparecidas tras un deslizamiento de tierra provocada por las fuertes lluvias de los últimos días en una población Haldummulla, ubicada en el centro – sur de Sri Lanka; al menos 75 niños se salvaron al estar en la escuela, indicó el ministro de emergencias.
Reuters
29 octubre 2014 7:18 Última actualización 29 octubre 2014 7:18
[El presidente informó que en el poblado La Pintada, Guerrero, se han rescatado 228 personas tras el deslave de un cerro / Cuartoscuro]

[Deslave del domingo por la noche. Cuartoscuro]  Continúan los trabajos de limpieza en esa zona.

COLOMBO. Un deslizamiento de tierra enterró más de 140 casas en el ondulante centro-sur de Sri Lanka después de días de fuertes lluvias, provocando la muerte de al menos 10 personas, dijeron funcionarios, mientras se desvanecían las esperanzas de encontrar a las más de 300 personas desaparecidas.

Los niños que fueron a la escuela en la mañana se encontraron al regresar que sus casas de barro y cemento en el pueblo de Haldummulla, a 190 kilómetros de la capital Colombo, habían quedado enterradas.

El ministro de emergencias, Mahinda Amaraweera, dijo que 75 niños se habían salvado de la tragedia en una zona famosa por sus plantaciones de té porque estaban en la escuela.

"No estamos seguros sobre los demás. Pero estamos haciendo todo lo posible para rescatarlos", dijo Amaraweera a los medios.

El Centro de Manejo de Desastres dijo que hasta el momento se habían encontrado 10 cuerpos, que había al menos 300 personas desaparecidas y 300 casas enterradas en el pueblo, que está ubicado cerca de un parque nacional popular en el sur del país.

Un funcionario dijo que las esperanzas de encontrar a los desaparecidos estaban disminuyendo. Los esfuerzos de rescate se vieron dificultados por la amenaza de más deslaves en la zona.

Amaraweera indicó que el deslizamiento de tierra fue al menos de tres kilómetros de largo. Los pobladores fueron advertidos en el 2005 y 2012 que debían dejar sus casas por la amenaza de deslaves, pero muchos no hicieron caso de la recomendación.

"Estaba bajo los escombros y algunas personas me sacaron (...) mi madre y mi tía murieron", dijo a los medios una mujer que estaba siendo tratada por sus heridas.

La mayoría de las personas que viven en esa zona son indígenas tamiles, descendientes de trabajadores llevados a Sri Lanka desde el sur de India bajo la gestión británica como mano de obra barata para trabajar en plantaciones de té, caucho y café.