Mundo

Deshielo Cuba-EU genera aumento de la migración indocumentada

En el primer trimestre del año, más de 9 mil cubanos intentaron arribar a la Unión Americana: Washington; la ley de ajuste, una reliquia de la Guerra Fría que contradice la estrategia de Obama. 
Vivian Núñez/ Corresponsal
20 agosto 2015 0:49 Última actualización 20 agosto 2015 5:0
En 2003, once cubanos trataron de llegar a Florida en un camión Chevrolet 1951 adaptado con flotadores; los detuvo la Guardia Costera. (Especial)

En 2003, once cubanos trataron de llegar a Florida en un camión Chevrolet 1951 adaptado con flotadores; los detuvo la Guardia Costera. (Especial)

LA HABANA.- La emigración ilegal cubana hacia Estados Unidos se disparó luego del deshielo pactado entre La Habana y Washington en diciembre, con lo que también se diversificaron las vías para tratar de acercarse al sueño americano.

De acuerdo con autoridades estadounidenses, 9 mil 371 inmigrantes de la Mayor de las Antillas llegaron al país vecino en los tres primeros meses del año, un incremento de 118 por ciento respecto a igual período de 2014.

Si bien el restablecimiento de relaciones diplomáticas ha creado un marco apropiado para el intercambio bilateral, en el tema migratorio actúa en sentido contrario. Y es que, en opinión del Director del Servicio Nacional de Migración de Panamá ––una de las vías de tránsito más utilizadas recientemente por los cubanos––, el aumento obedece al temor de que “la situación legal en EU cambie tras el restablecimiento de las relaciones”.

En 1966, en plena Guerra Fría, el Capitolio aprobó la Ley de Ajuste Cubano. Con trasfondo político, se anunció como un medio de proteger a “los perseguidos por el régimen de Castro” y quienes lograban llegar eran recibidos como exiliados.

En virtud de esa ley, a la que se asocia la política de “pies secos, pies mojados”, cualquier cubano que pise EU, sin importar el camino usado ni las ilegalidades cometidas, es acogido automáticamente y legalizada su situación en un año, prerrogativas que no tiene ningún otro indocumentado. No obstante, si es interceptado en alta mar, es devuelto a Cuba.

Luego de casi 50 años, la emigración de la isla ha ido perdiendo su carácter político y ahora se mueve, como la de todo el mundo, por causas económicas sobre todo. Además, la ley de ajuste contradice la nueva estrategia anunciada por el presidente Barack Obama, quien según dejó entrever ya no promueve un “cambio de régimen” en Cuba.

“Como las relaciones comienzan a descongelarse, queda claro que la Ley de Ajuste Cubano ha sobrevivido a su utilidad y necesidad. El mundo era diferente cuando se aprobó; la justicia debe ser la meta de la inmigración. Eliminar la ley sería un buen comienzo”, subrayó el diario estadounidense The Sun Sentinel, haciéndose eco de una opinión cada vez más común. No obstante, el Departamento de Seguridad de la Patria, que controla las agencias migtratorias, anunció que se mantendrá y que también seguirá la entrega anual de 20 mil visas a los cubanos que desean emigrar legalmente.