Mundo

Descartan que Obama presente propia iniciativa de reforma migratoria

12 febrero 2014 4:26 Última actualización 31 mayo 2013 17:17

   [Reuters] La Casa Blanca señaló que el presidente está de acuerdo con el progreso logrado sobre el tema.   



Notimex

La Casa Blanca señaló hoy que el presidente estadounidense Barack Obama no intervendrá por ahora con su propia iniciativa de reforma migratoria, al considerar que los avances en el Congreso son alentadores.

"Estamos alentados por el progreso logrado hasta ahora", dijo el vocero presidencial Josh Earnest, al preguntarle sobre la posibilidad de que el mandatario pudiera intervenir en el proceso legislativo que tiene lugar ahora en el Senado.

Poco antes del inicio del debate en el Senado, Obama dejó en claro su intención de presentar su propia iniciativa migratoria ante la eventualidad de que el Congreso fuera incapaz de impulsar un acuerdo de reforma bipartidista.

Está previsto que la cámara alta inicie el mes próximo el debate en el pleno de una iniciativa impulsada por un grupo bipartidista de senadores, la cual fue aprobada en principio hace dos semanas por el Comité Judicial del órgano legislativo.

Earnest reconoció que existe la percepción de que el proceso no está avanzando con la celeridad requerida, "pero ésta es una de las piezas legislativas más complejas y de alcance amplio que el Congreso ha tenido que manejar desde la reforma de salud".

"Tiene sentido que la estén viendo (la iniciativa) con atención, pero creo que el proceso está avanzando de manera rápida en el Senado", indicó Earnest, quien destacó además que todas las partes participantes han tenido que ceder terreno para no detener su avance.

"Es evidente que ambos lados están comprometidos. El presidente está complacido por ello y porque este compromiso refleja las prioridades que él puso sobre la mesa, vamos a continuar apoyando este proceso y veremos qué pasa en las próximas semanas", aseveró.

Aunque el respaldo en el Senado parece anticipar su eventual aprobación en el pleno, la prueba más difícil para el proyecto de reforma migratoria será en la Cámara de Representantes, que es controlada por los republicanos.

Muchos republicanos en la cámara baja han mostrado reservas sobre la iniciativa que se discute en el Senado, en particular respecto a la vía hacia la ciudadanía incluida en esa versión, que no parece tener el mismo nivel de respaldo.