Mundo

Al menos 290 muertos por desbordamiento de río en Colombia

El desbordamiento, provocado por las fuertes lluvias, generó una avalancha que tomó desprevenidos a los habitantes de la ciudad de Mocoa.
Agencias
01 abril 2017 11:7 Última actualización 05 abril 2017 21:6
Mocoa

Mocoa

Más de 290 muertos y centenares de heridos y desaparecidos dejó este sábado una masiva avalancha en el sur de Colombia, tras las fuertes lluvias que afectan a la región andina, en especial a Perú y Ecuador.

"El último reporte son 206 personas fallecidas, 332 heridos, 220 desaparecidos, 300 familias afectadas, 17 barrios con mayor afectaciones y 25 viviendas totalmente destruidas", dijo a AFP César Urueña, director de Socorro de la Cruz Roja Colombiana (CRC), sobre la tragedia ocurrida la noche del viernes en el selvático municipio de Mocoa.

Esta es una de las peores tragedias naturales en la historia reciente del país, informaron este sábado las autoridades.

La tragedia se registró después de las intensas lluvias que comenzaron en la noche del viernes y desataron la crecida de ríos y quebradas que se salieron de cauce, destruyendo decenas de viviendas, puentes y arrastrando vehículos a su paso en la localidad de Mocoa, en el suroeste de Colombia.

"Es una cifra realmente muy lamentable, quiero reiterar que nuestros corazones están con estas familias, acabo de hablar con muchas de ellas, vamos a hacer todo lo posible para ayudar", dijo el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, desde Mocoa.

"Acabamos de declarar el estado de calamidad para atender de la mejor forma posible esta situación", sostuvo el mandatario, quien anunció subsidios para las personas que perdieron sus viviendas.

Colombia enfrenta una fuerte temporada de lluvias que han ocasionado emergencias en diferentes regiones del país de 49 millones de habitantes.

Mocoa es la capital del selvático departamento del Putumayo, una región petrolera y agrícola fronteriza con Ecuador y Perú. La ciudad quedó sin servicio de energía eléctrica y sin suministro de agua potable, dijo la Cruz Roja.

Los habitantes de los 17 barrios inundados por el desbordamiento de los ríos relataron que vivieron momentos de angustia y consideraron como un milagro el estar vivos.

"Estamos en un techo, en un segundo piso, por favor, un helicóptero o algo, ayuda, hay niños, hay ancianos, estamos muchas personas aquí, hago un llamado a los organismos de socorro, al alcalde, a todos que por favor nos ayuden", narró un mujer en una de las llamadas de emergencia.

María Clemencia Ordóñez, habitante de uno de los barrios afectados, contó que en medio de la noche uno de sus hijos sintió cómo su cama se inundaba y alcanzó a salir corriendo de la vivienda con ella.

"Perdimos nuestra casa y todas nuestras cositas, pero estamos con vida, corrimos con suerte", dijo Ordóñez a periodistas.

Fotografías y videos tomados con teléfonos celulares y difundidos por redes sociales mostraron decenas de pobladores buscando sobrevivientes en medio de casas destruidas, gigantescas rocas, lodo y escombros arrastrados por los ríos desbordados.

El alcalde de Mocoa, José Antonio Castro, dijo que el desbordamiento borró del mapa decenas de edificaciones.

En mayo del 2015, una crecida súbita de un río en el municipio de Salgar, en el departamento de Antioquia, arrasó todo lo que encontró a su paso y dejó 97 personas muertas y decenas de damnificados.

Socorristas de la Cruz Roja y de la Defensa Civil se encuentran en la zona apoyando las labores de búsqueda y rescate que cumplen más de mil efectivos de la policía y el Ejército, apoyados por helicópteros, aviones y maquinaria pesada.

Naciones Unidas, la Unión Europea y los gobiernos de Argentina, Brasil, Venezuela, España y Francia, entre otros, enviaron mensajes de condolencias al presidente Santos y dijeron que están listos para colaborar.

Con información de AFP y Reuters