Mundo

Desarrollan vacuna personalizada contra el cáncer en EU 

En Estados Unidos científicos desarrollaron una vacuna personalizada contra el cáncer que ataca errores genéticos que provocan tumores en las personas haciendo detener su crecimiento.
Notimex
03 abril 2015 19:31 Última actualización 03 abril 2015 20:59
Etiquetas
Vacunación. (Archivo)

La nueva idea es vacunar a un paciente con moléculas estimulantes del sistema inmune, conocidos como antígenos, que sólo se encuentren en células tumorales, para que los anticuerpos terminen atacando únicamente al tumor. (Cortesía)

Científicos estadounidenses han desarrollado vacunas personalizadas contra el cáncer que atacan directamente errores genéticos que provocan tumores en las personas, deteniendo su crecimiento.

Tratamientos contra el cáncer que aprovechan el sistema inmunológico del cuerpo para eliminar tumores han comenzado a dar resultado en algunos pacientes a quienes han fallado otros tratamientos, pero ahora los especialistas ofrecen una nueva alternativa.

Se trata de una vacuna diseñada para que coincida con mutaciones específicas en tumores, la cual fue inyectada en tres pacientes con melanoma avanzado que tenían una fuerte respuesta inmune y en dos de ellos se encogieron o ya no crecieron, al menos temporalmente.

Los resultados, publicados en la revista especializada Science, sugieren que existe una esperanza real de detener el crecimiento de tumores, lo que contribuiría a frenar la tasa de cáncer en el mundo.

Las vacunas para enfermedades infecciosas suelen suministrar en el cuerpo una pizca de proteína u otro material de un virus o bacteria para activar el sistema inmunológico y aprenda a combatir la invasión patógena.

En el caso del cáncer, la nueva idea es vacunar a un paciente con moléculas estimulantes del sistema inmune, conocidos como antígenos, que sólo se encuentren en células tumorales, para que los anticuerpos terminen atacando únicamente al tumor.

Hasta ahora, las vacunas contra el cáncer han tenido malos resultados ya que la mayoría de los antígenos tumorales probados también llevan pequeñas cantidades de células sanas y el sistema inmunológico tiene mecanismos que terminan por tolerarlos o ignorarlos.

Los científicos trabajan en una vacuna más prometedora de antígeno tumoral: aquella que resulta de las mutaciones que “acribillan” el ADN de un tumor, gracias a que el cáncer provoca caos en un genoma.

Algunas de estas mutaciones no aparecen en genes que conducen al desarrollo de cáncer, pero sí modifican el código de proteínas que -al ser completamente extraño al cuerpo- podrían actuar como antígenos sobre la superficie de las células de un tumor.

La elaboración de este neoantígeno requiere la secuenciación de una gran cantidad de ADN del tumor, lo cual no era factible hasta hace poco pero ahora los costos del procedimiento se han reducido y las técnicas han aumentado.

El equipo científico de Estados Unidos asegura que estos primeros resultados marcan un “paso importante” hacia vacunas contra el cáncer totalmente personalizadas.