Mundo

Del fin de los soviéticos a
la inversión del extranjero

Fidel Castro instauró reformas durante su mandato en Cuba a finales de los años noventa, que con el paso del tiempo y un nuevo gobierno  más liberal fueron desapareciendo. 
Vivian Núñez/ Corresponsal
12 agosto 2015 23:46 Última actualización 13 agosto 2015 5:0
Fidel

Fidel Castro, expresidente de Cuba. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- A fines de los años noventa, tras la desaparición del bloque comunista europeo con el que Cuba realizaba más de 80 por ciento de su comercio, Fidel Castro instauró reformas que fueron languideciendo, a medida que la isla halló en el turismo y en la ayuda de la Venezuela de Hugo Chávez una tabla salvadora.

Los cubanos vivían una de las mayores crisis, eufemísticamente nombrada Período Especial en Tiempo de Paz. Cuando Castro abandonó el poder en julio de 2006, solo quedaban de aquellos cambios pequeños negocios privados, cafeterías y restaurantes, y el alquiler de autos y habitaciones.

En 2008, después de que Raúl permitiera que los cubanos compraran celulares y computadoras, y se alojaran en hoteles para turistas, Fidel alertó en uno de sus artículos, entonces casi diarios, sobre el peligro del consumismo.

Pero los cambios se profundizaron y van de la entrega masiva de tierras improductivas a campesinos privados y cooperativas a la Ley de Inversión Extranjera, con el objetivo de atraer los más de 2 mil millones de dólares que el país necesita para mantener un crecimiento de cinco por ciento.