Mundo

“Dejar el nido”, cada vez más difícil para jóvenes en EU

Los adultos que tienen entre 21 y 35 años, denominados Millennials, prefieren quedarse más tiempo en la casa de sus padres, sin preocuparse por los gastos de vivienda y alimentación.
Bloomberg
12 mayo 2014 22:23 Última actualización 13 mayo 2014 5:0
Vivienda EU AP

La formación de hogares más lenta está disminuyendo la cantidad de personas que poseen una casa propia. (AP)

NUEVA YORK. Ryan Yang podría haber aceptado un empleo en un laboratorio de secuenciación de ADN de Nueva Jersey tras graduarse de la universidad el año pasado. En cambio, el joven de 23 años de edad, vive con su familia en Queens, Nueva York, aun sin empleo y en la búsqueda.

Con los gastos de desplazamiento o reubicación, "pensé en ello y simplemente no me pareció correcto", dijo Yang, un estudiante de biología que rechazó el trabajo a 80 kilómetros de distancia en Piscataway para buscar oportunidades más cerca de casa. "Si yo estuviera previamente viviendo en Nueva Jersey, creo que hubiera tomado ese trabajo en un instante".

Yang pertenece al grupo de edad, adultos menores de 35 años, que es tradicionalmente la parte más móvil de una fuerza de trabajo estadounidense en constante movimiento desde el siglo 19. Ahora, eso está cambiando, en tanto miembros de la generación del milenio, o Millennials, estimada en 85 millones de nacidos entre 1981 y 2000, se muestran menos inquietos que sus antepasados. La paralización puede estar frenando la recuperación en los mercados de trabajo y de vivienda.

"Ellos permanecen atascados en un lugar", dijo William Frey, un alto miembro de la Brookings Institution en Washington que se especializa en temas de migración. "La reciente desaceleración es realmente una interacción entre la demografía y un continuo congelamiento de los mercados de trabajo y de vivienda. Los Millennials están estancados y son muy cautelosos respecto de la compra de una casa o mudarse a nuevas áreas".

Si bien el análisis de Frey de los datos de la Oficina del Censo muestra que los estadounidenses menores de 35 se mueven casi dos veces más que otros grupos de edad, el ritmo se está desacelerando. En el año finalizado en marzo de 2013, sólo el 20.2 por ciento de aquellos entre los 25 a 34 años de edad se trasladó, la tasa más baja para ese grupo de edad en los datos que se remontan a 1947, por debajo del 31 por ciento en 1965, dijo Frey.

Salarios estancados

Incluso para aquellos que pueden encontrar oportunidades de empleo, el crecimiento salarial lento les hace pensar dos veces respecto de trasladarse, dijo Gary Burtless, miembro distinguido de Brookings en Washington que estuvo previamente en el Departamento de Trabajo.

Hay señales de que el cambio en la movilidad podría ser más que una fase pasajera para la generación del milenio, dijo Andrea Hershatter, decano sénior adjunto de la Universidad de Emory en Atlanta, que ha estudiado la generación y presentó una investigación a la Fed de Atlanta, a principios de este año.

"Parte de la disminución es un retardo –los Millennials hacen todo lo relacionado con la independencia un poco más tarde que las generaciones anteriores- y parte puede ser una tendencia genuina que implica una generación con menor movilidad física", dijo. "Yo creo que son más proclives que las generaciones nómadas anteriores para echar raíces y para gravitar hacia la comodidad de los hogares e instituciones de las que realmente nunca se han rebelaron en contra".

Falta de confianza

"Hay una falta de creencia de que hay algo mejor en otro estado", dijo Peter Francese, un demógrafo y consultor independiente en Exeter, New Hampshire.

La formación de hogares más lenta está disminuyendo la cantidad de personas que poseen una casa propia. Sólo el 36.2 por ciento de los estadounidenses menores de 35 años era dueño de una casa en el primer trimestre, en comparación con 41.3 por ciento en el primer trimestre de 2008, informó la Oficina del Censo el 29 de abril.

Red Social

En Queens, Yang dijo que las redes sociales jugaron un papel en su decisión de mantener su búsqueda de trabajo enfocada en el mercado local. "Todos mis amigos están en Nueva York, todos mis parientes, mi familia", dijo.

Permanecer en el sitio "se atribuye a la difícil situación financiera con la que muchos de 20 y los primeros 30 y tantos están luchando", dijo Mark Zandi, economista en jefe de Moody Analytics Inc. en West Chester, Pensilvania. "A medida que el mercado laboral sigue recuperándose, este grupo debería beneficiarse, formar hogares, y moverse. Esto será un indicador de que la economía está finalmente lista y funcionando".

Todas las notas MUNDO
Balacera en oficinas de Maryland deja 3 muertos
Renuncia ministra tras 106 muertes en incendios en Portugal
Segundo juez federal bloquea restricciones de viaje de Trump
Carta de Comey demuestra que exoneró a Clinton, dice Trump
Avión saudí aterriza en Bagdad por vez primera en 27 años
España llama a embajador de Venezuela por comentarios de Maduro sobre Cataluña
Amenazas a Corea del Norte son "peligrosas y miopes": Hillary Clinton
Xi despliega visión de una "nueva era" en el congreso del Partido Comunista
Rajoy pide a Puigdemont "sensatez" para no ordenar intervención
Coche bomba deja siete muertos en Pakistán
Oficialismo logra 18 gobernaciones en Venezuela
Gobierno de Cataluña desestima ultimátum de Rajoy
Campaña contra la corrupción tiene un impulso "abrumador": Xi Jinping
Senadores en EU alcanzan acuerdo sobre Obamacare, ¿y Trump?
Consejero de Trump culpa de alza de abortos a un débil sector manufacturero
Eliminar TLCAN crearía un 'manicomio' en sector automotriz: fabricante
Concluyen 5 prototipos del muro de Trump
Países latinoamericanos exigen auditar comicios venezolanos
ICE niega tener agentes racistas y supremacistas
Juez bloquea últimas restricciones de viajes de Trump
Republicanos en el senado respaldan muro de Trump
Mi madre fue asesinada por denunciar corrupción: hijo de periodista maltesa
Ola de atentados del Talibán deja 74 muertos en Afganistán
Oposición venezolana queda arrinconada después de elección
Corea del Norte amenaza con inminente guerra nuclear