Mundo

Defiende Trump redadas como una promesa electoral

Desde el viernes pasado, cientos de migrantes indocumentados han sido detenidos en el marco de varias operaciones simultáneas llevadas a cabo por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). 
Agencias 
12 febrero 2017 19:24 Última actualización 13 febrero 2017 5:0
Melania y Donald Trump

Melania y Donald Trump

WASHINGTON.- El presidente estadounidense, Donald Trump, defendió ayer las redadas de los últimos días contra migrantes indocumentados, al afirmar que responden a sus promesas de campaña y que la mayoría de los que serán deportados son “miembros de bandas y traficantes de droga”.

“La campaña contra criminales ilegales es meramente en mantenimiento de mi promesa de campaña. Miembros de bandas, traficantes de droga y otros están siendo deportados”, aseguró el mandatario en su cuenta de Twitter.

Desde el viernes pasado, cientos de migrantes indocumentados han sido detenidos en el marco de varias operaciones simultáneas llevadas a cabo por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), sobre todo en las ciudades de Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Austin.

Las autoridades federales no han divulgado el número exacto de personas detenidas, pero varios legisladores demócratas pidieron cuentas al gobierno por temor a que las operaciones afecten también a migrantes ilegales sin causas judiciales pendientes.

Trump firmó el 25 de enero dos órdenes ejecutivas migratorias que, además de exigir la construcción de un muro con México, contemplan el aumento de agentes para acelerar las redadas en busca de indocumentados, poniendo el acento en personas con antecedentes criminales, pero también con faltas menores sin sentencia condenatoria.

NUEVO DECRETO

La Casa Blanca confirmó, entre tanto, que contempla firmar un nuevo decreto migratorio, después de que la justicia suspendiera la medida aprobada por el presidente, que impedía la entrada al país a los migrantes y refugiados de siete naciones de mayoría musulmana.

“Contemplamos todas las opciones posibles, pero no hay dudas sobre las prerrogativas del presidente”, declaró Stephen Miller, asesor del mandatario.

Insistió en que Trump tiene el poder de prohibir el ingreso a territorio estadounidense, a algunas personas.

El propio huésped en la Casa Blanca mencionó la posibilidad de preparar “un decreto totalmente nuevo” y adelantó que anunciará nuevas medidas “quizás el lunes o martes”.

Trump escribió ayer en Twitter que el 72 por ciento de los refugiados que ingresaron a Estados Unidos entre el 3 y el 11 de febrero, “durante el fallo del tribunal” que congeló su veto migratorio, provenían de los siete países incluidos en su decreto --Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen--, dando a entender así que la decisión de la justicia ha abierto una brecha que aprovechan los ciudadanos de naciones que él considera una amenaza.