Mundo

Decisión de intervenir Siria divide a legisladores de EU

10 febrero 2014 4:14 Última actualización 02 septiembre 2013 5:4

[Francia e Israel se declaran listos para atacar Damasco / Reuters]


 
 
WASHINGTON DC.–– La decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de solicitar autorización expresa del Congreso para el uso de la fuerza en Siria dividió a los legisladores entre quienes vaticinaron un voto aprobatorio y quienes anticiparon un revés para la Casa Blanca.
 
 
La votación, que podría producirse en el Senado el 9 de septiembre y en la Cámara de Representantes unos días después, se verá afectada también por el calendario electoral estadounidense. El próximo año hay comicios legislativos.
 
 
La oposición siria llamó al Congreso de EU a aprobar una acción militar contra el presidente Bashar el Assad y dijo que cualquier intervención debería ser acompañada con más armas para los rebeldes. La Liga Árabe apoyó la medida, aunque Egipto se manifestó en contra.
 
 
Republicanos como el representante Peter King y el senador Rand Paul coincidieron que Obama enfrenta a una Cámara de Representantes escéptica a autorizar una acción militar contra Siria, a pesar del uso de armas químicas.
 
 
El republicano en la Cámara alta, Rand Paul, pronosticó que Obama recibirá el apoyo del Senado, donde los demócratas son mayoría encabezados por Harry Reid.
 
 
Sin embargo advirtió que en la Cámara baja, donde existe una mayoría republicana, “la probabilidad para aprobar el uso de la fuerza es de 50/50”.
 
 
El secretario de Estado, John Kerry, afirmó que Estados Unidos tiene pruebas de que el régimen sirio usó gas sarín en el ataque en la periferia de Damasco el pasado 21 de agosto.
 
 
Muestras de pelo y sangre de las víctimas de ese ataque, en el que según la Casa Blanca murieron mil 429 personas, “han dado positivo” por exposición al sarín, detalló Kerry en entrevista.
 
 
Francia se prepara política y militarmente ante una posible intervención contra Damasco, mientras los servicios franceses de inteligencia tienen pruebas de que Siria tiene mil toneladas de armas químicas y agentes tóxicos.
 
 
Al menos 110 mil personas han muerto en este conflicto, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que Israel está tranquilo y listo ante una posible intervención militar.
 
 
Desde Damasco, el presidente El Assad sostuvo que su país seguirá su “lucha contra el terrorismo”, pese a las amenazas de Washington de lanzar una intervención militar. El papa Francisco decretó que el próximo 7 de septiembre habrá una jornada de ayuno y de oración en el mundo a favor de la paz en Siria y en todo Oriente Medio. (Agencias)
 
 
Los rebeldes pidieron a Washington más armas para derrotar al régimen de El Assad.