Mundo

Debe Israel cambiar estrategia y evitar contratiempos diplomáticos

01 febrero 2014 10:8 Última actualización 01 diciembre 2013 12:50

 [Israel y Estados Unidos ahora se miran con una desconfianza no explícita. / Bloomberg] 


 
Reuters
 
Jerusalén.- Criticado por sus asentamientos en territorios ocupados y afectado por no haber podido dar forma al nuevo acuerdo nuclear mundial con Irán, Israel debe reflexionar sobre su estrategia si quiere evitar graves contratiempos diplomáticos en los próximos meses.
 
El enojo del primer ministro Benjamín Netanyahu por el acuerdo nuclear con Irán ha expuesto el limitado alcance de Israel en la escena internacional, además coincidió con la creciente frustración en el extranjero por sus fallidas negociaciones de paz con los palestinos.
 
Tradicionalmente aliados muy cercanos, Israel y Estados Unidos ahora se miran con una desconfianza no explícita.
 
Algunos de los aliados de Netanyahu sugieren que es tiempo de que Israel forje relaciones en otras regiones, entre ellas Asia, para asegurarse de no tener todos sus lazos diplomáticos en un solo lugar: Estados Unidos.
 
Eso podría traducirse en un plan a largo plazo, pero no ayudaría a Israel a lograr su objetivo de corto plazo de tener más socios occidentales para obtener más concesiones de Irán en la próxima y decisiva ronda de negociaciones sobre las ambiciones nucleares de Teherán.
 
Tampoco ayudará a Israel a eludir la culpa de si, como se espera, las negociaciones de paz con los palestinos fracasan a principios de 2014.
 
Como primer paso para mejorar el ánimo, la diplomacia de alto perfil y los ataques públicos contra el Gobierno del presidente estadounidense Barack Obama tienen que detenerse, argumentan algunos analistas israelíes.
 
"Si no cambiamos el tono de nuestro discurso, establecemos el alcance de nuestras actividades y discutimos a puertas cerradas, entonces, odio decirlo, nos convertiremos en parias diplomáticos", dijo Uzi Rabi, director del Centro Moshe Dayan para los Estudios de Oriente Medio en la Universidad de Tel Aviv.
 
Y mientras Netanyahu aleccionaba el mes pasado a la Asamblea General de Naciones Unidas sobre como el nuevo presidente iraní es "un lobo con piel de oveja", Teherán usó el tacto diplomático para beneficiarse, algo de lo que los israelíes podrían aprender algo, dijo Rabi.
 
Poder blando
 
Apenas se secó la tinta del sello en el acuerdo del 24 de noviembre con Irán, que ofreció a la república islámica un relajamiento limitado de las sanciones a cambio de frenar sus actividades nucleares, un enojado Netanyahu denunció lo que calificó como un "error histórico".
 
Sus críticas lo enfrentaron con Estados Unidos y también con Francia, Alemania, Gran Bretaña, China y Rusia, los países que aprobaron el acuerdo a pesar de la fuerte presión de Israel, que teme que Irán pueda desarrollar un arsenal de armas nucleares.
 
"Somos los únicos directamente amenazados, así que tenemos que ser los que demos la advertencia", sostuvo Ronen Hoffman, un académico experto en diplomacia, haciendo referencia al programa nuclear de Irán.
 
Electo para el Parlamento este año por el centrista partido Yesh Atid, que integra la coalición de Netanyahu, Hoffman también admitió que la reacción de Israel pudo haber sido inoportuna.
 
"Tal vez deberíamos haber sido más comprensivos sobre las necesidades del mundo y promover un poder blando en lugar de saltar inmediatamente a la confrontación militar", dijo Hoffman.
 
"Es una cuestión de relaciones públicas y percepción", añadió.
 
Israel ha insinuado en repetidas ocasiones que atacará a Irán si la diplomacia y las sanciones no logran poner freno a su desarrollo nuclear. Siempre fue una idea complicada atacar a Irán, pero hacerlo desafiando a las principales potencias mundiales, parece imposible.
 
Netanyahu y su círculo íntimo se sienten particularmente traicionados por Obama, de quien piensan que malinterpreta muchas veces a Oriente Medio. El ministro de Asuntos Extranjeros, Avigdor Lieberman, ha sugerido que los históricos vínculos de Israel con Estados Unidos se están debilitando.
 
Dore Gold, un ex embajador de Israel en Naciones Unidas y que fue asesor de Netanyahu, dijo que no ve un quiebre de la relación especial con Washington, pero cree que hay que ampliar el círculo de influencia del país.
 
"Hay lazos de civilización que son muy profundos", dijo sobre Estados Unidos. "Pero es importante para Israel desarrollar relaciones diplomáticas diversificadas con muchos países del mundo, incluyendo el Asia Pacífico".
 
 
Todas las notas MUNDO
¿Por qué los alemanes trabajan menos y producen más?
Argentina vive jornada violenta y frustra reforma de las pensiones
EU aprueba cambio histórico al internet
Asegura Maduro que su gobierno terminó con la violencia en Venezuela
Desertor norcoreano pidió un 'mamut' al recobrar el conocimiento
La triste historia de Jumbo, el elefante en el que se inspiró Dumbo
Los Jedi se 'reúnen' con Putin y Trump en estos nacimientos
Juez de EU sentencian a sobrinos de primera dama de Venezuela
Arrestan a británicos de ultraderecha retuiteados por Trump
Acusaciones a Trump dañan la política de Estados Unidos: Putin
Al menos 6,700 rohinya fueron asesinados en Myanmar: Médicos Sin Fronteras
Ataque en academia de policía en Somalia deja 17 muertos
ISIS amenaza con ataques en EU por decisión sobre Jerusalén
Se suicida legislador de Kentucky acusado de abuso sexual
Tiroteo en universidad de Pensilvania deja dos muertos
Trump parece no estar solo, su nueva secretaria de Seguridad también apoya el muro
Países que integran ALBA se reunirán para concretar apoyo a Maduro
Arroz cultivado en agua salada, ¿el alimento del futuro?
Italia realizaría elecciones nacionales el 4 de marzo
Estados Unidos está abierto a dialogar con Corea del Norte: Tillerson
Cuba alerta sobre incidentes informáticos
La mitad de la población mundial sin acceso a servicios de salud: OMS
Agentes del FBI llamaron 'idiota' a Donald Trump
Opositores de Venezuela reciben premio de la Unión Europea en DDHH
Moore tenía “todas las probabilidades en contra”: Trump