Mundo

De no apoyar esfuerzos de paz habrá más sanciones, advierte Merkel a Rusia

Y aunque no descartó buscar una solución diplomática, la canciller alemana, Angela Merker, advirtió a Rusia sobre un posible aumento a las sanciones económicas si no respalda los esfuerzos por la paz en Ucrania.
Reuters
02 julio 2014 10:58 Última actualización 02 julio 2014 10:58
Angela Merker

La canciller alemana se reunió con los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia, Ucrania y Francia. (Reuters)

BERLIN/KIEV. La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió a Moscú que las sanciones económicas serán una opción a menos que respalde los esfuerzos por la paz, mientras que en Ucrania las fuerzas del gobierno realizaban una ofensiva contra los rebeldes prorrusos.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia se reúnen en Berlín para discutir la restauración de un cese al fuego por 10 días en el este de Ucrania.

"No dejaremos de buscar soluciones diplomáticas", dijo Merkel. "Pero no estamos ni en lo más mínimo cerca de donde queremos estar", agregó.

En Ucrania, un guardia fronterizo murió en un ataque contra su puesto, en el límite con Rusia, y un misil que lanzaron prorrusos dañó un avión de ataque SU-24, dijo un portavoz militar.

Estados Unidos y la Unión Europea han amenazado con aumentar sanciones contra la economía rusa a menos que Moscú contenga a los separatistas en el este de Ucrania, aunque niega que les esté dando apoyo.

"Con respecto a las sanciones contra Rusia, hasta ahora hemos llegado al nivel dos y no podemos descartar que tengamos que ir más allá", agregó Merkel.

Los diplomáticos advirtieron que no había que hacerse grandes expectativas de avances en las conversaciones de Berlín.

"No hay un objetivo preciso. Es una oportunidad de trabajar en los esfuerzos de la paz, pero no queremos elevar las expectativas", dijo una fuente diplomática de Francia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov había apoyado la idea de una reunión con sus pares de Francia y Ucrania, Laurent Fabius y Pavlo Klimkin durante una conferencia telefónica con Frank-Walter Steinmeier, de Alemania, informó la cartera.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, está presionado dentro de su país para que adopte una línea más dura contra los separatistas. Incluso rehusó a renovar un cese al fuego y ordenó la ofensiva del gobierno "para responder a los terroristas, militantes, y merodeadores".

Si bien su decisión fue respaldada por Estados Unidos, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que el recién elegido líder ucraniano se estaba alejando del camino a la paz.