Mundo

De fracasar, Rajoy sería otra vez candidato del PP

El presidente de España, Mariano Rajoy, propuso a los Partido Socialista Obrero Español  y Ciudadanos crear una unidad pero de no lograrse afirmó que será de nuevo el candidato del PP. 
Agencias
29 diciembre 2015 21:41 Última actualización 30 diciembre 2015 5:0
El presidente  Mariano Rajoy busca  una visión de España unida. (Reuters)

El presidente Mariano Rajoy busca una visión de España unida. (Reuters)

MADRID.- El presidente en funciones del gobierno español, Mariano Rajoy, propuso ayer a los partidos de oposición crear un gobierno “de amplio acuerdo parlamentario” que dé estabilidad política y certidumbre económica al país, pero de fracasar en su intento, anunció, que se postularía nuevamente como candidato del Partido Popular (PP) de repetirse los comicios el próximo año.

Sería una mala decisión, pero “yo seré de nuevo el candidato del PP, como lo informé al Comité Ejecutivo del partido”, señaló Rajoy tras presidir la última reunión del Consejo de Ministros y dar detalles de los contactos sostenidos con líderes de otros partidos, tras las elecciones del 20 de diciembre, a fin de valorar posibles pactos postelectorales.

Sin mencionar al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Ciudadanos, Rajoy dejó en claro que su propuesta iba dirigida a esas formaciones políticas.

Porque compartimos, dijo, una visión de una España unida, dentro de Europa y preocupados por el crecimiento económico y el empleo.
El PP obtuvo en las elecciones 123 de los 350 escaños del Congreso, por lo que necesita de apoyos de otras formaciones para llegar a los 176 curules que le den la investidura presidencial, según el sistema parlamentario de España.

El PSOE tiene 89 diputados, la segunda fuerza del país, y la centroderecha Ciudadanos, suma 40. De lograr ese apoyo, Rajoy sumaría 256 escaño y sería una sólida mayoría, muy por arriba de los 176 curules que permite la investidura del nuevo presidente del gobierno español.

Rajoy declaró que “lo más razonable” es formar un gobierno de amplio acuerdo parlamentario capaz de gobernar, que genere confianza dentro y fuera de España”.

Señaló que sería “una solución positiva para hacer por amplios consensos las reformas que necesita el país, para preservar los valores constitucionales, la soberanía, y la igualdad de los españoles, así como para mantener su protagonismo en Europa y continuar con el crecimiento económico y creación de empleo”.

Sin mencionar directamente sus nombres, refirió que esos valores los comparten tanto el PP, como el PSOE y Ciudadanos.

“Esta es la posición que mantengo, esta es la posición que más se ajusta en posición mayoritaria en las urnas y al interés general de España”, apuntó.

Criticó la posibilidad de que un gobierno a partir del bloque de izquierdas presidido por el PSOE junto a otras formaciones, en clara referencia a Podemos, de Pablo Iglesias, que sería “malo para los intereses de los españoles”.