Mundo

Cumbre en 'secreto' de Trump con Putin, otra crisis en EU

El nuevo escándalo que rodea a la supuesta “reunión secreta” entre Trump y Putin estalló en la prensa estadounidense. Según el diario The Washington Post, la cumbre tuvo lugar en medio de la cena protocolar de la cumbre del G-20 y duró “aproximadamente una hora”.
Agencias 
19 julio 2017 23:16 Última actualización 20 julio 2017 5:0
Putin y Trump en su entrevista oficial en la cumbre de Hamburgo, Alemania .

Putin y Trump en su entrevista oficial en la cumbre de Hamburgo, Alemania .

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, celebraron una segunda reunión, anteriormente no revelada, en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) a principios de este mes en Alemania, pero la Casa Blanca afirmó que sólo fue una breve conversación al final de una cena.

El nuevo escándalo que rodea a la supuesta “reunión secreta” entre Trump y Putin estalló en la prensa estadounidense, después de que el presidente de la consultora internacional Eurasia Group, Ian Bremmer, en entrevista con Bloomberg, afirmara que ambos mantuvieron otro encuentro, a parte de la primera reunión oficial celebrada previamente.

Según el diario The Washington Post, la cumbre tuvo lugar en medio de la cena protocolar de la cumbre del G-20 y duró “aproximadamente una hora”.

Solo los líderes de ese foro y sus cónyuges estaban invitados a la cena, donde la distribución en la mesa había sido determinada por el gobierno alemán. Trump estaba sentado entre el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y la primera dama argentina, Juliana Awada.

Al otro lado de la mesa se encontraba el lugar de Putin, que estaba sentado junto a la primera dama estadounidense, Melania Trump. Según Bremmer, a mitad de la cena Trump se dirigió a donde estaba sentada su esposa y fue entonces que inició la conversación con el presidente ruso.

Los dos líderes hablaron a través del intérprete de Putin. la reunión, que hasta hoy no había salido a la luz, transcurrió el pasado 7 de julio en el marco del G-20 durante una cena organizada por la canciller alemana, Angela Merkel, donde sólo acudieron los mandatarios y sus parejas.

MINIMIZA LA REUNIÓN

En un comunicado, la Casa Blanca minimizó la importancia de ese acontecimiento, diciendo que fue una “breve conversación”, pero que no se trataba de una reunión.

Asimismo calificó de “falsas, maliciosas y absurdas” las insinuaciones de que se ha tratado de ocultar que la “reunión.

En cuanto a las denuncias de que la ausencia de un intérprete del gobierno de Estados Unidos pudo haber sido una violación del protocolo de seguridad nacional, el comunicado manifestó que que el traductor que acompañó a Trump era de japonés, porque fue ubicado en la mesa junto a Abe, y en ese momento no tenían un intérprete de ruso.

Horas antes Trump y Putin habían mantenido un encuentro, el primero desde que el magnate llegó a la Casa Blanca, que duró cerca de dos horas y en el que acordaron una tregua para el sur de Siria y decidieron abrir un canal de comunicación para Ucrania.

Tras la reunión, el presidente estadounidense dijo que Putin negó las acusaciones de que Rusia se habría inmiscuido en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Desde las redes sociales, Trump arremetió contra la prensa estadounidense y dijo que está “enferma” por sus reportes de un segundo encuentro “en secreto con Vladimir Putin”.

“La noticia falsa sobre la cena secreta con Putin enferma. Porque todos los líderes del G-20 y sus cónyuges fueron invitados por la canciller de Alemania (Angela Merkel) y la prensa lo sabía”, escribió el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

Agrego que en Estados Unidos “las noticias falsas son cada vez más deshonestas. Incluso una cena organizada para el Grupo de los 20 líderes lo hacen parecer como algo siniestro”, finalizó.