Cuerpos de mexicanas muertas en Nueva York llegan a Puebla
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cuerpos de mexicanas muertas en Nueva York llegan a Puebla

COMPARTIR

···
Mundo

Cuerpos de mexicanas muertas en Nueva York llegan a Puebla

Los cuerpos de Rosaura Barrios Vázquez y su hija Rosaura Hernández Barrios fueron recibidos por la población de San Francisco Cuautlancingo.

Notimex
21/03/2014
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

PUEBLA. Los cuerpos de Rosaura Barrios Vázquez, de 43 años de edad, de origen poblano, y su hija Rosaura Hernández Barrios, de 22 años, nacida en Estados Unidos, serán cremados, luego de llegar a San Francisco Cuautlancingo, Ciudad Serdán, tras fallecer en la explosión en un edificio de Harlem del Este, Manhattan, Nueva York.

Los cuerpos de madre e hija serán cremados este sábado, luego de ser velados por familiares y vecinos de la comunidad, quienes las recibieron esta madrugada provenientes de la Ciudad de México, donde arribaron de dos vuelos que partieron de Miami.

Acompañados de antorcha en mano decenas de vecinos resguardaron los ataúdes -uno gris y otro blanco- en donde descansan las víctimas que fallecieron el pasado 12 de marzo.

,,

Ambulancias y patrullas con torretas encendidas recibieron a pie de carretera los féretros que avanzaron por más de una hora sobre la calle central hasta llegar a la casa de doña Flora Vázquez, abuela de Rosaura.

Los dolientes rezaron y también escucharon las entonaciones del mariachi que no dejó de interpretar música mexicana para las connacionales.

Mientras el frío de la región se hacía sentir conforme pasaban las horas, familiares y amigos repartieron café caliente a todos los presentes, quienes colaboraron en especie para este servicio fúnebre de acuerdo a sus costumbres y tradiciones.

Ambas víctimas serán veladas a lo largo de este día y será este sábado cuando sean cremadas, según dispusieron sus familiares, quienes las sepultarán en el cementerio de Tehuacán como última morada.