Mundo

Cuba y EU empiezan
el proceso para normalizar relación

Hoy se formaliza el primer diálogo de alto nivel en 55 años entre Cuba y Estados Unidos, con la visita de la subsecretaria de Estado, Roberta Jacobson, quien también se reunirá con opositores en La Habana.
Vivián Núlñez/ Especial
20 enero 2015 21:55 Última actualización 21 enero 2015 5:0
El buque espía ruso Viktor Leonov inició en La Habana una visita de tres días. (Reuters)

El buque espía ruso Viktor Leonov inició en La Habana una visita de tres días. (Reuters)

LA HABANA.- A puertas cerradas transcurrirán hoy y mañana las primeras conversaciones cara a cara entre representantes de Cuba y Estados Unidos, luego de que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaran el 17 de diciembre la reanudación de relaciones diplomáticas.

La delegación norteamericana acudirá a La Habana encabezada por Roberta Jacobson, subsecretaria asistente para el Hemisferio Occidental y el funcionario de más alto nivel del Departamento de Estado que visita la isla en 55 años.

El viernes Jacobson se reunirá con periodistas y sostendrá un desayuno con miembros de la oposición. La cancillería cubana, en tanto, informó que al frente de su delegación estará la directora general para EU, Josefina Vidal, y que las pláticas se realizarán en el Palacio de las Convenciones, principal centro de reuniones del país.

El encuentro fue pactado mucho antes del 17 de diciembre, como parte de los contactos semestrales sobre migración, los únicos entre los dos países, pero “se aprovechará para discutir la normalización de relaciones diplomáticas”, adelantó la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki, quien precisó que será el comienzo de un proceso “que tomará tiempo y para el que no hay un calendario fijado”.

En los años sesenta, el presidente John F. Kennedy envió a su secretario de prensa, Pierre Salinger, a comprar todas las existencias de habanos Partagás en Georgetown, horas antes de prohibir su importación a EU, Desde entonces y hasta el 15 de enero, fumar puros hechos en Cuba era un delito en ese país. Ya no lo es más. Esa decisión ––aunque limitada a pequeñas cantidades–– forma parte del paquete de medidas anunciadas por Washington que marcan el escenario en el que se desarrollarán las conversaciones.

Para el economista y profesor de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana, Antonio Díaz Medina, el aumento de los viajes desde EU, sea en grupos o individualmente, será significativo, aunque paulatino. Podrían duplicarse en menos de un año, lo que para 2015 significaría 50 mil más, de manera que el total se aproxime a 150 mil. Además, los que visiten Cuba podrán gastar lo que quieran, usar para ello tarjetas de crédito o de débito, y regresar a su país con 400 dólares en productos cubanos, cien de ellos en habanos y ron.

Las modificaciones incluyen la autorización a empresas de EU para exportar teléfonos celulares, televisores, memorias, grabadoras, ordenadores y programas, así como participar en el desarrollo de las infraestructura de Internet en Cuba, uno de los países de América Latina con más baja conectividad.

Se autorizan, asimismo, inversiones y ventas de equipos al todavía pequeño sector privado, en áreas como agricultura y construcción. La incógnita es qué hará el gobierno cubano para que se puedan llevar a la práctica estas decisiones, teniendo en cuenta que los trabajadores privados no pueden importar, que prácticamente no hay mercado mayorista y que la comercialización está casi en su totalidad en manos del Estado.

Como antesala de la reunión, seis congresistas demócratas realizaron una visita de tres días aquí, a fin de conocer las expectativas sobre el futuro de las relaciones.