Mundo

Cuba con optimismo moderado ante el nuevo paquete de Obama 

El gobierno de Obama constituye otro paso de avance en las relaciones con Cuba al eliminar las restricciones que no están codificadas en ley como el otorgamiento de créditos a empresas estatales. 
Vivian Núñez/ Corresponsal
27 enero 2016 19:31 Última actualización 27 enero 2016 19:31
El primer encuentro cara a cara entre Raúl Castro y Barack Obama se produjo durante la Cumbre de las Américas, en Panamá,  en marzo de 2015. (Archivo)

El primer encuentro cara a cara entre Raúl Castro y Barack Obama se produjo durante la Cumbre de las Américas, en Panamá, en marzo de 2015. (Archivo)

LA HABANA.-Con optimismo moderado recibió la prensa oficial cubana las nuevas medidas del presidente Barack Obama sobre la isla, que entran en vigor hoy y que tienen como novedad el otorgamiento de créditos a empresas estatales, algo que reclamaba insistentemente el gobierno de Raúl Castro.

“El nuevo paquete de la administración Oba­ma tiene como principal avance la autorización para el otorgamiento de créditos, a partir de que se permite a las instituciones depositarias de Estados Unidos (bancos comerciales estadounidenses que radiquen en su territorio o fuera de este, y también a los de otros países radicados en la nación norteña) proveer financiamiento —incluidas las cartas de crédito— para las exportaciones o reexportaciones autorizadas, con excepción de las ventas agrícolas que por ley están sujetas a pagos en efectivo por adelantado”, precisa el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba.

El periódico destaca que “aunque se trata de un reconocimiento parcial, es la primera vez que se acepta la participación del Estado cubano en este tipo de negociaciones”.

Se refiere a la decisión estadounidense de otorgar licencias específicas y tras un análisis caso a caso, para las exportaciones y reexportaciones de productos dirigidos a satisfacer las necesidades del pueblo cubano, incluyendo las compras que con ese propósito efectúen empresas estatales, agencias y organizaciones del go­bierno cubano.

“El nuevo paquete de medidas de la administración Obama constituye otro paso de avance en las relaciones entre ambos países y confirman que aún es posible continuar vaciando de sentido al bloqueo que pesa sobre Cuba, a partir de eliminar las restricciones que no están codificadas en ley”, puntualiza.

Por su parte, la web Cubadebate apuntó que en estas nuevas disposiciones, las terceras desde que comenzó el deshielo entre La Habana y Washington en diciembre del 2014, tampoco se autoriza la utilización del dólar por parte de Cuba, “circunstancia que históricamente ha generado operaciones muy costosas a quien tenga que pagar por las transacciones permitidas, tanto en la isla como en Estados Unidos, y obliga a ejecutar los pagos en una tercera moneda”.

En opinión del sitio web, que cita a expertos norteamericanos, “Obama podría autorizar el uso del dólar en las transacciones internacionales de Cuba -no está codificado en la legislación del bloqueo-, consentir que estas transacciones se realicen a través del sistema bancario norteamericano y posibilitar a entidades cubanas abrir cuentas corresponsales en bancos de Estados Unidos”.

“Las medidas exclusivamente podrán ayudar al pueblo de Cuba, enajenando el concepto de 'pueblo' del de 'gobierno', en sintonía con la retórica gubernamental estadounidense que advierte que el cambio respecto a las intenciones de las administraciones anteriores es solamente táctico, como aseguró en La Habana la subsecretaria de Estado, Roberta Jacobson”, señala Cubadebate.