Mundo

Cuba anuncia el fin de la desaceleración de su economía

El presidente cubano Raúl Castro afirmó que al cierre del 2015 la isla cerrará con un crecimiento del 4% de su PIB, lo cual es una cifra histórica que marcaría la desaceleración de su economía. 
Vivian Núñez/Corresponsal
15 julio 2015 19:8 Última actualización 15 julio 2015 19:8
El presidente Raúl Castro en el Parlamento cubano dijo que su gobierno seguirá impulsando el diálogo con EU. (AP)

El presidente Raúl Castro en el Parlamento cubano dijo que su gobierno seguirá impulsando el diálogo con EU. (AP)

LA HABANA.- El presidente cubano, Raúl Castro, afirmó hoy que a partir del próximo día 20, cuando Cuba y Estados Unidos restablezcan sus relaciones diplomáticas, se requerirá de voluntad para solucionar problemas acumulados por más de 50 años de ruptura. Además, anunció que el Producto Interno Bruto (PIB) de la isla cerrará el 2015 con un histórico crecimiento del 4 por ciento.

Al hablar en la clausura del quinto período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), el mandatario anunció el fin de la desaceleración económica registrada en Cuba en los últimos años, luego del crecimiento en 4.7 por ciento del Producto Interno Bruto en el primer semestre, al tiempo que auguró un porcentaje de alrededor de 4 por ciento al finalizar el año en curso (en el 2014 el crecimiento fue de 1 por ciento).

Apuntó que, a pesar de diversos incumplimientos, creció la producción de las industrias azucarera y manufacturera, así como la construcción, el comercio, la actividad turística y la producción agropecuaria, aun cuando esta última sufre los efectos de la intensa sequía que afecta al país.

En cuanto al restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, Castro explicó que se trata de fundar nuevos lazos entre las dos naciones, “distintos a los de toda nuestra historia común”, aunque subrayó que no será posible concebir relaciones normales mientras se mantenga el bloqueo.

“Esperamos que el presidente Barack Obama continúe usando sus facultades ejecutivas para desmantelar aspectos de esa política, que causa daños y privaciones a nuestro pueblo”, dijo.

Raúl Castro reiteró la disposición de su gobierno a “avanzar en los diálogos, por encima de las diferencias que tenemos y tendremos” y dijo que ello sería “en beneficio mutuo y a favor de la paz y la estabilidad” en la región.

Sobre la visita, en septiembre próximo, del Papa Francisco, dijo que los cubanos lo recibirán “con afecto, respeto y hospitalidad, como merece”.
“Despierta admiración mundial su prédica a favor de la paz y la equidad, la erradicación de la pobreza y la defensa del medio ambiente", aseveró.