Mundo

Cristina Kirchner se niega a colaborar en transición: Macri

El presidente electo de Argentina reconoció que ahora la disputa pasa porque él quiere que el traspaso de mando se realice en la Casa Rosada y no en el Congreso, como está previsto.
Notimex
02 diciembre 2015 7:37 Última actualización 02 diciembre 2015 7:37
Mauricio Macri, nuevo presidente de Argentina. (Reuters)

Mauricio Macri, nuevo presidente de Argentina. (Reuters)

BUENOS AIRES.- El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, denunció que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se niega a colaborar en la transición y sólo trabaja para ponerle trabas al nuevo gobierno que comenzará el próximo 10 de diciembre.

Macri recordó que la primera y única reunión que ambos sostuvieron después de las elecciones “no fue muy positiva para abrir un mecanismo de transición”, aunque reconoció que en los ministerios sí se logró avanzar más, según la actitud de cooperación que asumieron algunos ministros salientes.

Luego de sacarse la primera foto oficial con su gabinete, el presidente electo reconoció que ahora la disputa pasa porque él quiere que el traspaso de mando se realice en la Casa Rosada y no en el Congreso, como está previsto.

“Esa ceremonia, que es un momento importante para nuestra democracia, tiene que retomar el protocolo histórico, uno va al Congreso, presenta credenciales, da un discurso y luego marcha por la Avenida de Mayto rumbo a casa de Gobierno”, afirmó.

Una vez en la Casa Rosada, agregó, Fernández de Kirchner debería realizar la ceremonia simbólica del traspaso del bastón y la banda presidencial, pero ella insiste en que eso se haga en el Congreso, tal y como ocurrió en los últimos cambios de gobierno.

“Hasta ahora no nos hemos podido entender, confío en que la presidenta va a entender lo que marca la historia y la necesidad de recuperar ese momento para los argentinos”, dijo.

Macri advirtió, por otra parte, que “la incapacidad de gestión del kirchnerismo se materializa cada vez más y con más claridad, porque aparecen gastos nuevos y nombramientos todos los días”.

Se refirió, en particular, al decreto que la presidenta firmó para cumplir un fallo de la Corte Suprema que la obligó a devolver millonarios fondos a tres provincias, aunque Fernández de Kirchner decidió ampliarlo al resto del país.

Queda claro que la presidenta no quiere colaborar, porque el decreto que sacó quiere extraponer un fallo específico para tres provincias al resto de las provincias, da la sensación de que quieren seguir ahondando a ver cuántas trabas nuevas le pueden crear al próximo gobierno”, señaló.

El presidente electo consideró que este tipo de actitudes son “una elección triste” de la presidenta, ya que “en lugar de salir por la puerta grande quiere salir por la puerta chica”.