Mundo

Cristina Fernández deja la Casa Rosada por la vía judicial

Juez determinó que su mandato concluyó a las 23:59 de ayer e inició el de Macri; deja un país de entre 12 y 14 millones de pobres y una economía estancada. 
Agencias
10 diciembre 2015 0:19 Última actualización 10 diciembre 2015 5:0
La mandataria saliente dijo  “a las 12 me convierto en calabaza” en ironía  al fallo a favor de Mauricio Macri. (AP)

La mandataria saliente dijo “a las 12 me convierto en calabaza” en ironía al fallo a favor de Mauricio Macri. (AP)

BUENOS AIRES.- Argentina vivirá hoy el paso de mando más complicado en su historia democrática. En un fallo inédito, la juez federal, María Servini de Cubría, determinó que la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner terminó a las 23:59 horas de ayer y justo a la media noche, comenzó el mandato del presidente electo, Mauricio Macri, aunque aclaró que sólo podrá tomar posesión del cargo hasta que preste juramento ante la Asamblea Legislativa, lo que se prevé suceda durante la mañana, sin la presencia de la exmandataria.

Fiel a su estilo, Cristina Kirchner se despidió del poder con un discurso fuertemente confrontativo en el que criticó el fallo judicial y resaltó los logros de sus gobiernos. “La verdad que he visto muchas medidas cautelares, contra la ley de medios, contra decretos del Poder Ejecutivo pero en mi vida pensé que iba a ver un presidente cautelar durante doce horas en mi país”, expresó frente a una multitud que se congregó en la Plaza de Mayo para despedirla.

Federico Pinedo asumirá la presidencia provisional hasta que Macri jure al medio día y será él quien le entregue la banda presidencial y el bastón.

La presidenta saliente criticó las “persecuciones y hostigamientos permanentes del partido judicial” y afirmó que “con este estado de las cosas todos los argentinos estamos un poco en libertad condicional”.
“Miren que no puedo hablar mucho porque a las doce me convierto en calabaza”, ironizó a propósito del fin de su mandato, establecido en el fallo judicial.

NO NOS MERECÍAMOS ESTO

Cristina dijo que “me hubiera gustado poder entregar el gobierno en el Congreso, los atributos del mando ante la Asamblea Legislativa”, tras lo cual recordó que fue legisladora nacional desde 1995. “Me dolió, no nos merecíamos esto”, afirmó.

Los seguidores del kirchnerismo cantaron contra el presidente electo: “Oh, Macri sos cagón”, y “procesado”, por la causa que afrontó el ya exjefe de gobierno porteño por escuchas ilegales.

Cristina Kirchner, que deja un país de entre 12 a 14 millones de personas en la pobreza, una economía estancada hace cuatro años y casi sin reservas el Banco Central, fue fiel a su relato de estos años, enumerando los logros de su gestión y apeló incluso a las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) para destacar que el desempleo está en su nivel más bajo, 5.4 por ciento.

“A quienes asumen por imperio de la voluntad popular, quiero decirles que yo espero y le pido a Dios que dentro de cuatro años quien tiene la responsabilidad de conducir los destinos de la patria pueda decir frente a una plaza como esta que también puede mirarlos a los ojos”, afirmó.

Con la voz quebrada dijo para despedirse que lo más grande que dio al pueblo argentino es el empoderamiento popular, de las libertades y de los derechos. “Gracias por tanta felicidad y amor”, finalizó.

El presidente electo, Mauricio Macri, deberá lidiar con una economía estancada por la falta de inversiones, una alta inflación y la presión de sindicatos peronistas que buscarán que los sueldos no pierdan su capacidad de compra.