Crisis de taxis en Cuba ante inversión gubernamental en transporte
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Crisis de taxis en Cuba ante inversión gubernamental en transporte

COMPARTIR

···

Crisis de taxis en Cuba ante inversión gubernamental en transporte

El ministro de transporte informó que adquirieron unos 400 microbuses y 90 ómnibus que reforzarán la transportación de pasajeros en la capital.

Vivian Núñez
07/12/2018
Taxis en La Habana.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

LA HABANA.- “El 7 de diciembre de 2018 se extinguieron los almendrones en Cuba”, escribió hoy un cubano en su cuenta en Facebook, en referencia a la escasa circulación de taxis privados -la mayoría autos estadounidenses viejos conocidos con ese nombre-como parte de un pulso entre ese sector y el gobierno.

Desde hace semanas es ostensible la disminución de los taxis en las calles de La Habana, donde se mueven diariamente alrededor de un millón 400 mil personas, de ellas un millón mediante ómnibus estatales, según cifras oficiales.

El ministro de transporte, Adel Yzquierdo, informó que las autoridades adquirieron unos 400 microbuses y 90 ómnibus que reforzarán a partir de finales de este mes y principios de enero próximo la transportación de pasajeros en la capital. En estos momentos son 700 los ómnibus que circulan en la ciudad.

Como parte de las nuevas regulaciones para el trabajo privado, los transportistas están sujetos a una serie de trámites y regulaciones que, en opinión de la viceministra de transporte, Marta Oramas, aunque no dilatados, “sí toman su tiempo”.

Asimismo, las medidas establecen un consumo mínimo y máximo de combustible de acuerdo con el tipo de vehículo, con el objetivo de disminuir la compra en el mercado negro.

A ello se suma el hecho de que, según informó la funcionaria, hasta finales de noviembre se habían retirado 2 mil 167 licencias por las malas condiciones en las que se encontraban los autos, de un total de 6,119 titulares particulares.

“Esta puede ser la causa de que hay una sensación en la población de que no hay carros en la calle”, añadió Oramas, en momentos en que las paradas de ómnibus están repletas y los taxis circulan a cuenta gotas.

“Yo siempre asisto al Festival de Cine –iniciado el jueves- pero este año no he podido ir a comprar las entradas porque no tengo cómo”, comentó Xenia García, quien dijo haber estado dos horas esperando algún medio de transporte.

Desde octubre pasado el gobierno inició un “experimento” en la capital que busca disminuir el precio del transporte privado y facilitar un mayor control sobre esos medios. La fórmula privilegia, con menores precios en el combustible y piezas de repuesto “cuando estén disponibles”, a los llamados taxis en ruta –con itinerarios fijos-. A esa modalidad solo se han sumado 45 choferes.