Mundo

¿Crees que Merkel tiene problemas? Espera a la siguiente semana

La canciller alemana, Angela Merkel, se enfrenta a críticas internacionales, a la alienación de sus votantes y a fricciones en su coalición por la gestión de la crisis de los refugiados, y aún le falta enfrentar temas inmigratorios la próxima semana.
Bloomberg
22 abril 2016 20:20 Última actualización 24 abril 2016 5:0
  [Los últimos reportes señalan la NSA espió a la canciller alemana Angela Merkel./Reuters] 

[Los últimos reportes señalan la NSA espió a la canciller alemana Angela Merkel./Reuters]

Angela Merkel está reescribiendo los límites de su “realpolitik”.

Con un estilo de liderazgo donde el pragmatismo triunfa sobre la ideología una y otra vez, la canciller alemana se enfrenta a críticas internacionales, a la alienación de sus votantes y a fricciones en su coalición por la gestión de la crisis de los refugiados.

Y puede que esto solo sea el principio. Tras el acuerdo de la Unión Europea con Turquía impulsado por Merkel -que ya ha comenzado a frenar la ola de inmigración ilegal-, la canciller está centrando ahora su atención en el aumento del flujo de refugiados que van del Mediterráneo central a Italia. Esto significa conversaciones con Egipto y Libia.

Merkel recibirá el lunes al presidente estadounidense Barack Obama y a sus homólogos del Reino Unido, Francia e Italia en Hanover, al oeste de Alemania, para tratar los temas de Libia y la inmigración, Siria y el Estado Islámico, junto con lo que la Casa Blanca ha descrito como medidas adicionales que los aliados de la OTAN deberán adoptar para hacer frente a los peligros “en la periferia del este y del sur de Europa”.

Según informaciones de los cuerpos de inteligencia alemanes, cerca de un millón de refugiados esperan en países del Magreb para cruzar a Europa, lo que ha despertado la alarma en la cancillería de Berlín, según un miembro del partido de Merkel, que pidió no ser identificado porque las deliberaciones son internas.

La política internacional alemana “está dominada por el imperativo interno de intentar reducir la cifra de refugiados: éste es el problema a vida o muerte de Merkel”, dijo Josef Janning, director de la oficina de Berlín del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales. Alemania va a cobrar un papel “mucho más activo” en el norte de África y “para Merkel esto supone un problema, porque hay que tener cuidado cuando se hacen cosas que la opinión pública no entiende”.

Ante la crisis de refugiados más importante de Europa desde la Segunda Guerra Mundial, Merkel se está viendo obligada a abandonar su precaución tradicional y aumentar su participación en esferas geopolíticas en las que Alemania tradicionalmente se ha mantenido al margen. El dilema: cuanto más se involucre, más difícil le resultará mantener el apoyo del electorado, arriesgándose a un descontento que pone en peligro su popularidad a nivel nacional en un momento en que Europa está expuesta a distintas fuentes de inestabilidad.

He ahí el ejemplo de Turquía. Se ha acusado a Merkel de sacrificar la libertad de prensa para complacer al presidente Recep Tayyip Erdogan al aceptar la petición de procesamiento penal contra un cómico alemán por ofender al líder turco. La decisión fue cuestionada por sus socios en la coalición y criticada por el grupo Human Rights Watch y resultó en una caída de su tasa de aceptación al nivel más bajo de su tercer mandato.

No obstante, la canciller quiere repetir el acuerdo con Turquía con “mucho otros vecinos” de Europa, según dijo a los medios el lunes. Libia “nos preocupa especialmente” y Alemania quiere apoyar la creación de un gobierno unitario bajo la gestión de Fayez Serraj, pese a que éste no cuenta con una legitimidad parlamentaria o un ejército a sus órdenes, dijo.

“Muchos refugiados de África están en Libia”, dijo Merkel. “Obviamente no es tan fácil llevar a cabo negociaciones y que se reparta el peso, como lo fue con Turquía”.

Éste es el ejemplo más reciente de cómo Merkel, guiada por el imperativo de estabilización de Europa, ha relanzado la política internacional alemana durante sus 10 años de gestión. Primero, la crisis de Grecia la llevó a aceptar abiertamente el papel de Alemania como líder europeo en materia económica. Después, la ofensiva de Rusia en Ucrania hizo que se convirtiera en el contrapunto europeo a Vladimir Putin. Ahora tiene que mirar más allá de las fronteras europeas en un intento por abordar el origen del problema de la inmigración de África, Asia y Oriente Medio.

Parece que el presidente egipcio Abdel-Fattah El-Sisi podría convertirse en su próximo socio. Merkel ha enviado a uno de sus altos cargos a El Cairo para que se reúna con el presidente este mismo mes. Volker Kauder, líder parlamentario de la Unión Demócrata Cristiana de Merkel, comprometió la ayuda de Alemania para reforzar las fronteras con Libia.

“El criterio sobre con quién hablamos y con quién llevamos a cabo acuerdos siempre ha de ser si podemos influenciar los acontecimientos de una forma positiva”, dijo Juergen Hardt, portavoz de política internacional del bloque de Merkel en el Parlamento. “El bienestar de Alemania depende de ello”.

Todas las notas MUNDO
Huelga y protestas en Brasil contra planes de austeridad de Temer
Trump postula a hispana como secretaria del Tesoro
"Ninguna violencia puede ser perpetrada en nombre de Dios": papa Francisco
Senado de EU aprueba presupuesto provisorio para evitar cierre del Gobierno
Fuertes sismos sacuden el centro de Chile; no hay daños o víctimas
EU aumenta presión ante "catastróficos" riesgos con Pyongyang
Libertad de prensa en 2016 cayó a su nivel más bajo: Freedom House
Diálogo con Corea del Norte es la "única opción correcta", dice China
'El Niño' posiblemente se presentará de nuevo este año, advierte la OMM
Pensé que ser presidente sería más fácil: Trump
Suman cinco muertos por el ataque de Estocolmo
Estados Unidos quiere un trato justo en Acuerdo de París: Trump
Policía británica frustra complot activo de terrorismo
Venezuela es “un lío”, dice Trump; la OEA ¡pa’l carajo! responde Maduro
Trump dice es posible "gran, gran conflicto" con Corea del Norte
El Salvador prohíbe la minería metálica en su territorio
Fueron 12 y no 40 mdd el monto del 'robo del siglo' en Paraguay
Primer latino en el gabinete de Trump será secretario del Trabajo
EU expresa preocupación por planes de Venezuela para salir de la OEA
Policía alemana no halla indicios de terrorismo en tiroteo en Berlín
Trump ve acuerdo en TLCAN... pero tira amenaza
Congreso de EU busca ganar tiempo para evitar el cierre del gobierno
Detienen a mexicano que buscó refugio en iglesia de Colorado
Detienen a hombre armado con cuchillos cerca de Parlamento británico
Supuesto extremista hiere a dos policías en la isla de Reunión, Francia