Mundo

Corea del Sur ayuda a empresas afectadas por cierre de Kaesong

12 febrero 2014 4:40 Última actualización 02 mayo 2013 9:46

 [Reuters] Pyongyang bloqueó el 3 de abril el acceso de vehículos surcoreanos y personal que trabaja en las fábricas del parque industrial. 


 
 
AP
 
 
Seúl, Corea del Sur.- El gobierno surcoreano brindará más de 270 millones de dólares en préstamos de emergencia a las empresas afectadas por el cierre de un parque industrial que Seúl y Pyongyang administraban conjuntamente en Corea del Norte.
 
 
El ministerio de Finanzas surcoreano anunció el jueves que destinó 300 millones de wones (273 millones de dólares) para ayudar a unas 120 empresas surcoreanas obligadas el mes pasado a suspender su producción en fábricas del complejo industrial de Kaesong, en medio de gran tensión en la península coreana. Los fondos les permitirán cubrir deudas y costos de operación.
 
 
Pyongyang bloqueó el 3 de abril el acceso de vehículos surcoreanos y personal que trabaja en las fábricas del parque industrial.
 
 
Corea del Norte anunció la decisión en medio de un torrente de amenazas tras las maniobras militares surcoreanas y estadounidenses y por las sanciones de Naciones Unidas por la prueba nuclear que realizaron los norcoreanos en febrero.
 
 
Seis días después, Pyongyang retiró a sus 53,000 trabajadores norcoreanos, paralizó las operaciones de las fábricas que operaban con mano de obra barata procedente del Corea del Norte y con capitales y tecnología de Corea del Sur.
 
 
La producción en Kaesong —que siguió operando incluso durante un ataque norcoreano a una isla surcoreana en 2010— cerró por primera vez desde que se inauguró. El complejo buscaba ser una prueba para los intentos de reunificación.
 
 
Mientras otros proyectos conjuntos fueron suspendidos, Kaesong se mantuvo operando y fue un símbolo de la cooperación entre las 2 Coreas, un canal de intercambio entre la península dividida.
 
 
La semana pasada, el gobierno surcoreano pidió a los trabajadores restantes en Kaesong que regresaran al sur después que Pyongyang rechazó una demanda para sostener conversaciones sobre Kaesong.