Mundo

Corea del Sur aumenta vigilancia por traslado de misiles norcoreanos

12 febrero 2014 4:57 Última actualización 09 abril 2013 21:14

  [Ap/Archivo] EU cree que hay dos misiles que podrían estar siendo preparados para el lanzamiento.   



Reuters

Corea del Sur ha elevado su nivel vigilancia a Corea del Norte después de que el Estado comunista ha trasladado más misiles de largo alcance preparándose para un posible lanzamiento, reportó el miércoles la agencia de noticias Yonhap.

El almirante Samuel Locklear, comandante de las fuerzas de Estados Unidos en la región del Pacífico, dijo que el Ejército estadounidense cree que Corea del Norte había movido una cantidad no especificada de misiles Musudan a su costa este.

Un funcionario del Gobierno de Obama, hablando bajo condición de anonimato, dijo que "nuestra hipótesis de trabajo es que hay dos misiles que podrían estar siendo preparados para el lanzamiento". Eso corresponde a los reportes de prensa surcoreanos.

Corea del Norte ha estado amenazando a Estados Unidos y a su "títere" Corea del Sur de forma casi diaria durante las últimas semanas, aunque las amenazas parecen apuntar en parte a fortalecer el respaldo interno al joven líder Kim Jong-un.

El Comando Combinado de Fuerzas en Seúl elevó su estado "Watchcon 3", una condición de defensa normal, en un nivel para aumentar la vigilancia y reforzar el personal de inteligencia, dijo el miércoles un funcionario militar de alto rango a Yonhap.

"Hay claras señales de que el Norte podría lanzar simultáneamente misiles Musudan, Scud y Nodong", citó Yonhap a un funcionario no identificado.

Pyongyang ha probado con frecuencia misiles de corto alcance Scud, pero se desconoce la cantidad de misiles de mayor alcance Musudan y Nodong. El misil Musudan tendría un rango de aproximadamente 3,000 a 3,500 kilómetros.

Corea del Norte ha dicho que apuntaría a bases estadounidenses en el Pacífico, aunque no se sabe si los misiles no probados tienen el rango para hacerlo.

"Si es para defender la patria, ciertamente recomendaría esa acción (interceptarlo). Y si es para defender a nuestros aliados, recomendaría esa acción",
dijo Locklear a una audiencia del Senado en Washington.

Pyongyang ha redoblado su retórica en las últimas semanas después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas le impuso sanciones por su tercera prueba nuclear en febrero.

Ha amenazado con un ataque nuclear contra Estados Unidos -algo que no tiene la capacidad de hacer- y "guerra" contra Corea del Sur.

El martes, dijo a los extranjeros que evacuen Corea del Sur para evitar ser arrastrados en una "guerra termonuclear". Anteriormente advirtió a los diplomáticos en Pyongyang que se preparen para abandonar el país.

Las calles de Seúl, una ciudad de 10 millones de personas, estaban llenas como de costumbre el miércoles mientras la gente viajaba a su trabajo en una soleada mañana de primavera. Las embajadas extranjeras en la capital de la cuarta mayor economía de Asia han restado importancia a las más recientes amenazas de Corea del Norte.

Corea del Norte cerró un parque industrial conjunto que opera con compañías surcoreanas esta semana, poniendo en riesgo un emprendimiento que es una de sus pocas fuentes de dinero.

Analistas dicen que las actuales tensiones se prolongarán probablemente hasta fines de abril, cuando terminen los ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur. La dura retórica también precede al primer aniversario del ascenso formal de Kim al poder en Pyongyang.

Corea del Norte ha dicho que los ejercicios son una preparación "hostil" para una invasión de Seúl y Washington, quienes sostienen que los ejercicios son prácticas anuales regulares.