Mundo

Corea del Norte niega a empresarios surcoreanos entrar a Kaesong

12 febrero 2014 5:9 Última actualización 17 abril 2013 9:33

 [Reuters]  El pasado 9 de abril retiró una totalidad de sus 53,000 trabajadores del complejo industrial. 


 
Notimex
 
 
Tokio.- El gobierno de Corea del Norte rechazó hoy una petición de empresarios surcoreanos para visitar el complejo industrial de Kaesong, para entregar alimentos y comprobar el estado de sus instalaciones.
 
 
Luego que el régimen de Pyongyang detuvo las operaciones del complejo que es operado conjuntamente en la ciudad norcoreana de Kaesong el 9 de abril, Seúl expresó su preocupación por el destino del complejo industrial, reportó la agencia surcoreana Yonhap.
 
 
En el marco de las amenazas constantes del Norte contra su vecino del Sur desde marzo pasado, se suma la posición de Pyongyang de cerrar la actividad en las instalaciones del complejo y expulsar a todos los trabajadores surcoreanos.
 
 
Pyongyang prohibió la entrada de trabajadores surcoreanos para visitar el Complejo Industrial de Kaesong desde el 3 de abril, también retiró el día 9 la totalidad de sus 53,000 trabajadores, deteniendo las operaciones de las 123 fábricas.
 
 
"Norcorea envió una notificación oficial de que no puede aceptar la visita de los hombres de negocios surcoreanos a Kaesong", señaló el portavoz del ministerio de Unificación, Kim Hyung-suk, en conferencia de prensa.
 
 
"Esta decisión es lamentable, ya que los empresarios querían ir a Kaesong para entregar alimentos y suministros médicos esenciales y explicar a las autoridades norcoreanas las dificultades a las que se enfrentan las empresas", agregó.
 
 
Sin entrar en detalles, el funcionario sostuvo que el Norte culpó al Sur por el estado actual de los asuntos en la península coreana, que ha paralizado las operaciones en Kaesong.
 
 
"Pyongyang debe tomar medidas responsables para aliviar la difícil situación de los trabajadores en el complejo industrial, y normalizar las operaciones tan pronto como sea posible", comentó.
 
 
Por su parte, la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, hizo en Seúl un llamado a la comunidad internacional para presentar un frente común contra Corea del Norte, con el propósito de encausar a Pyongyang a que regrese a las negociaciones y recibir ayuda.
 
 
Park hizo el comentario durante una reunión con un grupo de embajadores señalando que se debe hablar con una sola voz para hacer que Corea del Norte decida entre permanecer aislada o ser un miembro responsable de la comunidad internacional.