Mundo

Corea del Norte libera a estadounidense detenido

Jeffrey Fowle es uno de los tres ciudadanos estadounidenses que Corea del Norte mantenía detenidos; su delito fue dejar una biblia en un club de navegación en la ciudad de Chongjin, a la que había llegado como turista. El gobierno de EU presiona para que Pyongyang libere a los otros dos prisioneros.
Reuters
21 octubre 2014 18:30 Última actualización 21 octubre 2014 19:31
Jeffrey Fowle, estadounidense detenido en Corea del Norte fue liberado y ya viaja a los EU. (AP)

Jeffrey Fowle, estadounidense detenido en Corea del Norte, fue liberado y ya viaja a Estados Unidos. (AP)

WASHINGTON.- Corea del Norte liberó a Jeffrey Fowle, uno de los tres estadounidenses que estaban detenidos en su territorio, y el hombre de 56 años ya viaja para reunirse con su familia en Ohio, informó el martes la Casa Blanca.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que Washington celebra la decisión, pero presionó para que Pyongyang libere a los otros dos estadounidenses.

"Esto es una decisión positiva (...) pero nos mantenemos enfocados en la detención de Kenneth Bae y Matthew Miller y pedimos a Corea del Norte que los libere de inmediato", remarcó.

Washington seguirá trabajando activamente en esos casos, agregó.

Fowle fue arrestado en mayo por dejar una Biblia en un club de navegación en la ciudad de Chongjin, a la que había llegado como turista. El Estado comunista es muy sensible al proselitismo religioso.

Miller fue detenido en abril en un incidente separado. El coreano-estadounidense Bae, un misionario, fue arrestado en noviembre del 2012 y sentenciado a 15 años de trabajos forzados.

No estaba claro por qué la nación asiática decidió liberar a Fowle. Washington ha insistido que la liberación de los prisioneros debe ser incondicional y no relacionada a la disputa por el programa nuclear norcoreano.

Funcionarios estadounidenses no quisieron revelar detalles de las negociaciones que llevaron a la liberación de Fowle o especular respecto a por qué Pyongyang tomó la decisión.

"Dejaremos que Corea del Norte hable por sí misma sobre por qué decidió hacer esto, y por qué ahora", dijo la portavoz del Departamento de Estado Marie Harf.