Mundo

Copiloto parecía tener 'intención de destruir el avión': Fiscal

El copiloto Andreas Lubitz activó de forma manual e "intencionada" el descenso del avión y lo llevó contra las laderas de los Alpes franceses, después de que el piloto saliera de la cabina para ir al servicio. La grabación reveló que se escucharon golpes en la puerta mientras sonaban las alarmas
AP
26 marzo 2015 6:36 Última actualización 26 marzo 2015 6:36
Germanwings

Andreas Lubitz era el copiloto del vuelo de Germanwing. (Reuters)

PARÍS. El copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses, que estaba al mando de la nave en el momento del siniestro, inició el descenso de forma manual e "intencionada", indicó el fiscal de Marsella.

El comandante del vuelo salió de la cabina, al parecer para ir al servicio, y después no pudo volver a entrar, explicó el fiscal, Brice Robin. Después de que el comandante saliera, el copiloto Andreas Lubitz activó de forma manual e "intencionada" el descenso del avión y lo llevó contra las laderas de los Alpes franceses.

El copiloto parecía tener "intención de destruir el avión", señaló el procurador.

Esa información se obtuvo de la grabadora de voz de la cabina. El copiloto no dijo ninguna palabra después de que el comandante abandonara la cabina, según los registros de la caja negra.

"Había silencio absoluto en la cabina", indicó Robin.

En los últimos minutos del descenso de la aeronave se oyeron golpes en la puerta mientras sonaban las alarmas, añadió.

En la localidad alemana de Montabaur, conocidos de Lubitz dijeron que estaba al final de la veintena y no mostraba signos de depresión cuando le vieron el pasado otoño, cuando renovó su licencia de piloto de planeadora.

"Estaba contento, tenía el empleo con Germanwings y le iba bien", comentó un miembro del club de planeadoras, Peter Ruecker, que le había visto aprender a pilotar. "Daba buenas sensaciones".

Lubitz obtuvo su licencia de piloto de vuelo sin motor cuando era adolescente y fue aceptado como piloto en prácticas en Lufthansa tras titularse en una estricta escuela preparatoria alemana, dijo Ruecker. Describió a Lubitz como un joven "bastante tranquilo", pero amistoso.

Lufthansa ha rechazado identificar a los dos pilotos, pero explicó que el copiloto se incorporó a la compañía de bajo coste en septiembre de 2013, justo al terminar su formación, y había volado 630 horas.

El capitán tenía más de 6 mil horas de vuelo y estaba en Germanwings desde mayo de 2014, dijo Lufthansa añadiendo que antes había volado con aeronaves de su compañía y de Condor.

El Airbus A320, que cubría la ruta entre Barcelona y Duesseldorf, comenzó a descender inexplicablemente desde una altitud de crucero y se estrelló contra una zona de montaña remota en los Alpes franceses, matando a las 150 personas que iban a bordo.

Desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, las aerolíneas de Estados Unidos no permiten que un piloto se quede solo en cabina. El procedimiento estándar es que si uno de los dos sale — por ejemplo al servicio — un asistente de vuelo ocupe su lugar en la cabina. No estuvo claro de inmediato si las aerolíneas europeas han adoptado la misma práctica.

El director ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, describió a los pilotos como " experimentados y entrenados" durante una rueda de prensa el miércoles por la noche en Barcelona.