Mundo

Conversaciones de paz sobre Siria se realizarán a finales de febrero

El ministro ruso de Relaciones Exteriores dijo que las conversaciones mediadas por Naciones Unidas a realizarse en Suiza y previstas en principio para el 8 de febrero, se habían aplazado hasta finales de mes.
AP
27 enero 2017 9:40 Última actualización 27 enero 2017 9:40
Alepo, Siria

(Reuters)

MOSCÚ.- La nueva ronda de negociaciones de paz sobre Siria organizadas en Ginebra se aplazó a finales de febrero, informó el canciller ruso, sin detallar la razón de la postergación.

Sergey Lavrov dijo que las conversaciones mediadas por Naciones Unidas a realizarse en Suiza y previstas en principio para el 8 de febrero, se habían aplazado hasta finales de mes.

Anunció el retraso durante una minicumbre en Moscú con algunos grupos de la oposición siria aprobados por Rusia.

Otras facciones rebeldes que buscan expulsar al presidente sirio Bashar Assad rechazaron una invitación a la reunión ante la duda de que el encuentro pudiera ofrecer algo más que otro panel de debate.

Sin embargo, algunos de los grupos rebeldes que combaten en Siria estuvieron representados en las negociaciones de esta semana en Kazajistán organizadas por Rusia y Turquía y encaminadas a apuntalar un frágil cese del fuego que comenzó el 30 de diciembre por parte de las fuerzas de Assad.

Esas negociaciones, que por primera vez pusieron cara a cara a facciones rebeldes armadas con representantes de Assad, terminaron el pasado martes con un acuerdo entre Rusia, Turquía e Irán —países que actualmente tienen presencia armada en Siria— para consolidar la tregua, actuar unidos contra grupos extremistas e iniciar las negociaciones de paz.

Las pláticas en Kazajistán también buscaban allanar el camino para revivir el proceso de paz de Ginebra, el cual se frenó en abril del año pasado.

Una cuestión que seguramente inquietó a Ankara fue la presencia de representantes kurdos sirios en la minicumbre en Moscú del viernes. Turquía libra una batalla contra el Partido Unión Democrático de Siria, visto por el gobierno turco como extensión de la insurgencia curda dentro de sus propias fronteras.

La portavoz de la cancillería rusa Maria Zakharova dijo que la participación kurda "es necesaria" en el proceso en Ginebra.

Por su parte, Lavrov añadió que Rusia presentó un borrador para una nueva constitución siria en un intento de fomentar el debate y no de imponer la voluntad de Moscú a los sirios.

"Tratamos de incluir en el borrador algunos elementos comunes que escuchamos de representantes del gobierno y la oposición", dijo el ministro ruso.

Sin embargo, en Astaná, la capital kazaja, facciones de rebeldes sirios se negaron a poner a debate el borrador.

"Ni siquiera levantamos el papel de la mesa", dijo el portavoz y asesor legal de los rebeldes Osama Abo Zayd.