Mundo

Continúa hermética descarga de armas cubanas de barco norcoreano

10 febrero 2014 4:56 Última actualización 21 julio 2013 16:20

[Reuters] 


Notimex

Panamá.- Elementos de seguridad de Panamá continuarán esta semana con la descarga de unas 240 toneladas de armas cubanas cargadas en un barco norcoreano confiscado en Panamá, en un hecho calificado por las autoridades como contrabando.

De acuerdo con las autoridades, a finales de esta semana finalizará la compleja descarga de las armas, ocultas debajo de 250 mil quintales de azúcar morena, lo cual ha dificultado las labores de desembarco en Colón, 80 kilómetros al norte de esta capital.

El barco de marina mercante Chong Chon Gang, con bandera norcoreana, fue detenido el 10 de julio por órdenes de la Fiscalía Antidrogas, a ocho millas de aguas del Canal de Panamá, por sospechas de transportar drogas.

Luego de controlar la violenta reacción de la tripulación de 35 personas, el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, anunció el pasado lunes que los estamentos de seguridad descubrieron "equipos sofisticados de misiles", colocados en contenedores debajo del dulce.

De acuerdo con las autoridades, el manifiesto de carga del buque nunca reportó transportar armas, aunque sí el azúcar.

El caso dio un giro de 180 grados cuando el martes 16, Cuba admitió que la nave de bandera norcoreana y cuyos 35 tripulantes están detenidos, transporta 240 toneladas de armamento obsoleto, enviado a Corea del Norte "para ser reparado".

"Dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado", forman parte del cargamento, según Cuba.

El ministro panameño de Seguridad, José Raúl Mulino, dijo que en el comercio internacional "lo que no está consignado en un embarque o es contrabando o es materia ilícita" y además indicó que como se trata de un buque mercante tampoco se pueden invocar inmunidades.

Antes de descubrirse las armas, funcionarios cubanos solicitaron a Panamá la liberación del buque, pero de acuerdo con Mulino nunca reportaron la existencia de armas.

Panamá recurrió al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para solicitar el envío de una misión para verificar las armas por considerar que se pudieron violar resoluciones que impiden el envío desde y hacia Corea del Norte.

El 5 de agosto próximo está previsto el arribo de una delegación de la ONU.

En la única declaración emitida hasta ahora, Cuba afirmó que reitera su "firme e irrevocable compromiso con la paz, el desarme, incluido el desarme nuclear, y el respeto al derecho internacional".

Con un bajo perfil hasta ahora, el canciller panameño Fernando Núñez Fabrega, en el único pronunciamiento sobre el tema, descartó que exista "un problema entre Panamá y Cuba".

"El problema es que al mandar esa carga no declarada en una nave coreana, a través de las aguas de Panamá, obviamente se ha tenido que interceptar en cumplimiento de esas resoluciones de las Naciones Unidas", explicó.

La cancillería circuló el domingo un comunicado en el cual el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, apoya a Panamá por su decisión de interceptar la nave.