Mundo

Continúa estancamiento político en Italia tras oferta de Berlusconi

12 febrero 2014 5:8 Última actualización 25 marzo 2013 11:8

 [Reuters] Pier Luigi Bersani. líder de la centroizquierda, ha rechazado una alianza con el líder del Partido de la Libertad. 


Reuters
 
 
Roma.- Silvio Berlusconi reiteró una demanda el lunes para ser incluido en un nuevo Gobierno de Italia, pero no había señales de que su rival de centroizquierda incumpliera una promesa de no aliarse con el magnate como una salida al estancamiento político.
 
 
Pier Luigi Bersani, a quien el presidente solicitó que intentara formar una coalición tras las elecciones de febrero que le dieron la mayoría en la Cámara baja pero no en el Senado, ha rechazado una alianza con el líder del partido Pueblo de la Libertad (PDL).
 
 
Pero el Partido Democrático (PD) de Bersani tiene pocas opciones, lo que ha dejado a la tercera economía de la zona euro en un limbo político que representa un peligro para todo el bloque, golpeado por una crisis en Chipre.
 
 
Berlusconi dijo que el PD debería permitir que su partido elija un sucesor del presidente Giorgio Napolitano, de 87 años, cuyo período en el cargo finaliza el 15 de mayo, otro aspecto de la oferta del magnate de los medios que no es atractiva para Bersani.
 
 
"La línea está clara. O el Partido Democrático (...) hace lo razonable y abre la puerta a un gobierno con el Partido de la Libertad (...) o lo único que se puede hacer es volver a votar lo antes posible", dijo el exprimer ministro en una entrevista con su cadena de televisión Canale 5.
 
 
Berlusconi dijo el lunes a sus parlamentarios que "nos sentamos a negociar solo si se habla de un Gobierno en conjunto. Por ejemplo, (el secretario del PDL Angelino) Alfano como viceprimer ministro y Bersani como primer ministro. Con la participación de las fuerzas elegidas por el electorado".
 
 
Las tentativas de Bersani con el tercer grupo en el Parlamento -el populista Movimiento 5 Estrellas- han sido rechazadas. El partido liderado por el excómico Beppe Grillo dice que no se relacionará con ninguno de los partidos principales italianos, a los que ve como corruptos.
 
 
Pese a ello, el PD dijo que la oferta de Berlusconi continúa siendo poco atractiva.
 
 
"Nuestra experiencia es negativa por una razón muy simple. Lo que desafortunadamente hemos visto es eso, al final, Berlusconi piensa solo en sus propios intereses", dijo Enrico Letta, uno de los líderes del PD, al canal de televisión SkyTG24.
 
 
Milagros
 
 
Si no puede formar una coalición, Napolitano le pediría a una respetada figura externa al sistema de partidos que intente formar un Gobierno de base más amplia. La otra alternativa es realizar nuevas elecciones.
 
 
Bersani expresó la urgencia del dilema que enfrenta Italia.
 
 
"La situación es dramática. Necesitamos un Gobierno. De hecho, necesitamos un Gobierno capaz de realizar milagros", dijo a periodistas en el Parlamento donde se reunía con líderes sindicales, buscando apoyo para modestas reformas económicas.
 
 
Los socios europeos e inversionistas internacionales siguen con atención el estancamiento aunque hasta el momento no se han visto señales del pánico que se apoderó de los mercados en el 2011 cuando Berlusconi dimitió como primer ministro en medio de una crisis de deuda.