Continúa alerta en Indonesia ante erupción de volcán en Bali
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Continúa alerta en Indonesia ante erupción de volcán en Bali

COMPARTIR

···
Mundo

Continúa alerta en Indonesia ante erupción de volcán en Bali

El aeropuerto de Bali continúa cerrado este martes por lo que se cancelaron más de 440 vuelos en total y unos 59 mil 500 viajeros se vieron afectados; además ante la alerta máxima se ordenó el desalojo de 100 mil personas.

AP
28/11/2017
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

KARANGASEM.-  Un volcán con una mortífera historia seguía haciendo erupción en Bali, uno de los destinos turísticos más populares del mundo, arrojando ceniza hasta a 4 mil metros de altura y dejando varados a miles de turistas por segundo día. La lava estaba saliendo por el cráter y no estaba claro qué tan mala será la erupción ni cuánto durará.

Las autoridades elevaron la alerta por el monte Agung a su máximo nivel y le dijeron a unas 100 mil personas que desalojen una zona que se extiende a 10 kilómetros a la redonda del cráter, mientras el volcán escupe fumarolas grises y blancas al cielo.

En la anterior erupción de importancia del Agung en 1963, unas mil 100 personas perdieron la vida.

Las explosiones podían escucharse a una distancia de 12 kilómetros.

Las autoridades cerraron otras 24 horas el aeropuerto por razones de seguridad, ya que la ceniza representa una amenaza mortífera para las aeronaves. El manto de ceniza del Agung ha alcanzado una altura de 9 mil 144 metros y flota a la deriva en los cielos de la isla.

,,

"No sé, no podemos cambiarlo", comentó sentada en un banco del aeropuerto la turista alemana Gina Camp, que quedó varada en la isla.

"Es la naturaleza y tenemos que esperar hasta que haya terminado".
Camp decidió verlo por el lado bueno y dijo que tenía previsto volver a salir para disfrutar de otro día en la isla.

La Agencia Nacional de Mitigación de Desastres advirtió que es posible una erupción mayor, aunque un vulcanólogo gubernamental informó que la actividad podría continuar durante semanas al mismo nivel sin que haya una erupción explosiva. La agencia ordenó otra evacuación de gran escala, mientras que unas 40 mil personas se están quedando ahora en 250 refugios. Sin embargo, miles de personas permanecen en sus casas porque ahí se sienten seguros o porque no quieren abandonar sus granjas y animales.

Además, se han visto riadas de lodo en las laderas y las autoridades han advertido de que podría haber más, ya que es la temporada de lluvias en Bali.

El cierre del aeropuerto ha dejado a decenas de miles de viajeros en tierra, afectando a turistas que ya estaban en Bali y a personas que esperaban volar a la isla desde el extranjero o desde otras zonas de indonesia. El martes se cancelaron más de 440 vuelos en total y unos 59 mil 500 viajeros se vieron afectados, afirmó el portavoz del aeropuerto Ari Ahsanurrohim, cifras similares a las del lunes.

Las autoridades enviaron autobuses al aeropuerto y a las terminales de ferri para ayudar a los viajeros varados, afirmó el Directorado General indonesio de Transporte por Tierra.

Mientras tanto, la ceniza caída sobre pueblos y complejos turísticos en torno al volcán está afectando a la vida diaria fuera de la zona de peligro.

"La ceniza que cubrió los árboles y el pasto resulta muy difícil para nosotros porque las vacas no pueden comer", explicó Made Kerta Kartika, de la aldea de Buana Giri. "Tengo que sacar a las vacas de este pueblo".

Indonesia se encuentra en la zona sísmica conocida como "Anillo de Fuego" y tiene más de 120 volcanes activos.