Mundo

Congreso de EU planea sanciones contra Irán

01 febrero 2014 9:9 Última actualización 24 noviembre 2013 15:46

 [Legisladores pidieron al Congreso prepare sanciones económicas endurecidas para aplicárselas a Teherán si el trato se viene abajo. / Reuters]  


AP
Washington.- Los legisladores republicanos y demócratas dijeron el domingo sentirse escépticos de que Irán se apegue a un nuevo acuerdo en torno a su programa nuclear y quieren que el Congreso prepare sanciones económicas endurecidas para aplicárselas a Teherán si el trato se viene abajo.
En un anuncio el domingo en la madrugada, Irán accedió a efectuar una pausa de seis meses en su programa nuclear mientras los diplomáticos continúan las conversaciones que buscan impedir que desarrolle un arma atómica. Los observadores internacionales supervisarán las instalaciones nucleares del país persa y disminuirán en aproximadamente 7,000 millones de dólares las duras sanciones económicas que enfrenta.
Pero el anuncio, alcanzado tras meses de conversaciones directas entre Estados Unidos e Irán, dejó a muchos legisladores estadounidenses profundamente dudosos del acuerdo más significativo alcanzado entre Washington y Teherán en más de tres décadas de alejamiento. El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el senador demócrata Bob Menéndez, de Nueva Jersey, dijo el domingo que trabajaría con colegas para tener listas las sanciones contra Irán "si es que las conversaciones fallan o Irán no implementa o viola el acuerdo interino".
Esa desconfianza de que Irán haya estado negociando de buena fe recorrió los partidos políticos que fuera de eso están profundamente divididos. Y las sanciones listas para aplicarse parecieron gozar de un inusual apoyo bipartidista en las dos cámaras del Congreso.
En julio la Cámara de Representantes aprobó su ronda de sanciones más reciente contra Irán con respaldo de ambos partidos, pero la medida se estancó en el Senado.
El presidente Barack Obama convenció a los líderes del Senado a que postergaran el análisis de la medida mientras los negociadores buscaban un acuerdo. El senador de Nevada Harry Reid, líder de los demócratas en la cámara alta, accedió a la solicitud, pero dijo que su recinto legislativo analizaría las nuevas sanciones en diciembre, con o sin acuerdo con Irán.
El senador Chuck Schumer, miembro del equipo de líderes de su partido, dijo sentirse "decepcionado" por el acuerdo, que consideró desproporcional. El demócrata por Nueva York dijo que las sanciones obligaron a Irán a sentarse a negociar e indicó que planea tener más discusiones sobre el tema con sus colegas.
"Este acuerdo hace más probable que los demócratas y republicanos se unan y aprueben sanciones adicionales cuando regresemos en diciembre", afirmó Schumer.
Una profunda desconfianza hacia Irán prevaleció en el análisis dominical en torno al acuerdo.
El republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, dijo que la pausa de seis meses merece un saludable escepticismo.
"Irán tiene una historia de oscurecimiento que exige una verificación de sus actividades y coloque sobre el régimen la carga de demostrar que está cumpliendo sus obligaciones de buena fe mientras se busca un acuerdo final", afirmó.