Mundo

Confirman presencia de OEA en Cumbre de la Celac en Cuba

01 febrero 2014 3:5 Última actualización 18 enero 2014 11:45

 [José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, asistirá a la II Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y El Caribe. / Reuters]  


Notimex
La Habana.- En un hecho sin precedentes en más de medio siglo, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, asistirá aquí a la II Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y El Caribe (Celac).
La cita de la Celac se realizará el 28 y 29 de enero en su segmento de jefes de Estado o de gobierno, antecedida por reuniones de los coordinadores nacionales y cancilleres del 25 al 27 de este mes.
Insulza "respondió afirmativamente" a la invitación formulada por el gobierno de Cuba en su calidad de secretario Pro Témpore de la Celac, aseguró un comunicado de la OEA, organización de la que La Habana fue suspendida en 1962.
Insulza, quien asistió el año pasado a la I Cumbre de la Celac en Chile, se convertirá así en el primer secretario general de la OEA que visita Cuba en más de medio siglo.
La Celac, constituida en diciembre de 2011, agrupa a 33 países de América Latina y el Caribe, sin la presencia de Estados Unidos y Canadá, que si participan en la OEA.
 
La visita del dirigente chileno marca el primer contacto oficial de la OEA con Cuba desde que ésta fuera reintegrada al seno de la organización en 2009.
En la 39 reunión de cancilleres de la OEA, efectuada el 3 de junio de 2009 en San Pedro Sula, Honduras, se acordó por consenso, suspender de forma incondicional la VI Resolución de esa entidad, del 31 de enero de 1962, que había expulsado a Cuba.
Esa cita estipuló que la "participación de Cuba en la OEA será el resultado de un proceso de diálogo iniciado a solicitud del gobierno de Cuba y de conformidad con las prácticas, los propósitos y los principios de la OEA".
Con esta aseveración se obligaba a isla a acatar el contenido de su carta fundacional que en su artículo 3 d) impone la observancia del "ejercicio efectivo de la democracia representativa".
El 8 de junio de 2009 Cuba agradeció a los gobiernos de América Latina que apoyaron el cese de su exclusión de la OEA, pero ratificó su rechazo a reintegrarse al organismo regional, que La Habana calificó en la década de 1960 como "ministerio de colonias" de Estados Unidos.
En una declaración que publicó la prensa oficial, el gobierno del presidente Raúl Castro expresó que por el contrario La Habana se propone "fortalecer, expandir y armonizar" los organismos de la región en los que participa activamente.
Cuba considera que la Celac es el marco apropiado para la integración regional, el desarrollo y la erradicación de la pobreza, el hambre y las desigualdades, sin la tutela de potencias como Estados Unidos que -opina- mantiene su hegemonía sobre la OEA.
El acercamiento del máximo dirigente de la OEA a Cuba coincide con informes desde Bruselas, según los cuales la Unión Europea (UE) podría derogar la Posición Común que rige sus relaciones con la isla caribeña desde 1996.
Con ello, según los reportes, la UE abriría un espacio para un futuro acuerdo político y de cooperación con el país caribeño, supeditado hasta ahora a avances hacia la democracia y el respeto a los derechos humanos.
En 2003 el bloque europeo suspendió toda cooperación con La Habana en represalia por el encarcelamiento de 75 opositores al gobierno cubano, los cuales ya fueron liberados.