Mundo

Condenan a 5 personas por desastre del Costa Concordia

10 febrero 2014 4:58 Última actualización 20 julio 2013 10:39

[Reuters] 


 
Reuters

Roma.- Cuatro miembros de la tripulación del crucero Costa Concordia y un directivo de la compañía fueron condenados a penas de cárcel el sábado en Italia por su participación en el naufragio del barco en 2012 en el que murieron 32 personas, dejando sólo al capitán Francesco Schettino pendiente de juicio.

Los cinco recibieron penas de entre 18 y 34 meses de prisión por homicidio múltiple, negligencia y naufragio, condenas relativamente pequeñas para los delitos a cambio de declararse culpables.

Ninguno de los cinco entre probablemente en prisión ya que las condenas por debajo de los dos años son suspendidas y las más largas se pueden apelar o sustituir por servicios a la comunidad, dijeron fuentes judiciales.

"¿Qué es lo que piensan las familias de las víctimas? Que esto es muy decepcionante", dijo Daniele Bocciolini, un abogado de las víctimas. "Schettino es el único que queda pendiente de juicio, pero no es el único responsable, en mi opinión", dijo a la cadena SkyTG24.

Schettino, de 52 años, irá a juicio por homicidio involuntario y la pérdida de su barco que encalló en unas rocas frente a la isla toscana de Giglio en enero de 2012, causando una caótica evacuación de los más de 4.000 pasajeros y tripulación que iban a bordo. También está intentando un acuerdo con la fiscalía para reducir una posible sentencia de cárcel.

El coordinador de crisis para los barcos de Costa Cruises , Roberto Ferrarini, recibió la pena mayor, dos años y 10 meses, seguido del gerente de servicios de cabina Manrico Giampedroni, condenado a dos años y medio.

El miércoles, los abogados de Schettino ofrecieron aceptar una condena de tres años y cinco meses a cambio de una declaración de culpabilidad. Una oferta previa de tres años y cuatro meses fue rechazada en mayo, y el capitán se arriesga a una condena mucho mayor si no llega a un acuerdo con el fiscal. Está previsto que las audiencias se reanuden en septiembre.

El capitán está acusado de abandonar el barco antes de que todo el pasaje y el tripulación hubieran sido rescatados. Una orden de un enojado guardacosta a Schettino - "¡Vuelva a bordo, carajo!" - se convirtió en una frase de moda en Italia después del accidente.

Sus abogados alegan que evitó un desastre mayor al dirigir el barco de 290 metros a aguas poco profundas tras el impacto, y que fue arrojado por la borda debido al ángulo de inclinación del buque, que aún permanece varado frente a la pintoresca isla.
 
 
 
Todas las notas MUNDO
Kurdos iraquíes votan sobre independencia; Turquía lanza amenaza
Corea del Norte acusa a EU de declararle la guerra y amenaza con responder
Trump presiona a la NFL por protestas durante himno nacional
China pide mesura ante guerra de palabras entre Trump y Corea del Norte
'María' se debilita y sería una tormenta tropical el martes: CNH
Merkel comienza arduo camino para formar Gobierno tras comicios
Autoridades arrestan a persona armada cerca de la Casa Blanca
Abe anuncia elección anticipada en medio de crisis Península Coreana
Merkel vence y logra su cuarto mandato en Alemania
EU prohibirá la entrada a ciudadanos de Corea del Norte y Venezuela
Colapsa represa en Puerto Rico, ordenan evacuación
Canadá impondrá sanciones a Maduro y funcionarios venezolanos
Empresa indemnizará a afectados por accidente en Fukushima
El mayor paso entre EU y México cerrará este fin de semana
Refuerzan policía para tratar de impedir referendo catalán
'María' se acerca a las islas de Turcas y Caicos
Kim "será puesto a prueba como nunca antes": Trump
Irán presenta un nuevo misil en desafío a Estados Unidos
Corea del Norte podría considerar prueba de bomba de hidrógeno
'Voy a amansarlo con fuego', responde Kim Jong-un a Trump
EU reitera embargo petrolero a Venezuela
Trump amenaza a Corea del Norte con más sanciones
Puerto Rico con daños por 'María'; Dominica reporta 15 muertos
Miles de catalanes exigen la liberación de funcionarios presos
Corea del Norte compara amenazas de Trump con “ladridos de perro”