Mundo

Comité de la ONU se extralimitó en reporte sobre abusos: Vaticano

El vocero papal afirmó que el comité ha adoptado posiciones "prejuiciadas" de grupos de apoyo anticatólicos y ha minimizado los esfuerzos para atender la crisis desatada por los abusos sexuales en años recientes.
AP y Notimex
07 febrero 2014 9:1 Última actualización 07 febrero 2014 9:3
Etiquetas
Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano (Bloomberg / Archivo)

Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano (Bloomberg / Archivo)

CIUDAD DEL VATICANO.- El comité de la ONU sobre los derechos del niños se extralimitó en un reporte emitido esta semana en el que criticó la gestión del Vaticano a los casos de abusos sexuales contra menores, acusó hoy el vocero papal Federico Lombardi.

Agregó que el comité ha adoptado posiciones "prejuiciadas" de grupos de apoyo anticatólicos y ha minimizado el estatus único de la Santa Sede y sus esfuerzos para atender la crisis desatada por los abusos sexuales en años recientes.

De acuerdo al sacerdote jesuita lo “más grave” es que, en sus observaciones, el comité “parece ir más allá de sus competencias” al tratar de interferir en las posiciones doctrinales y morales de la Iglesia católica, dando indicaciones que involucran valoraciones sobre la anticoncepción o el aborto.


“No se puede no observar que el tono, el desarrollo y la publicidad dada al documento son absolutamente anómalos respecto al normal proceder en relación con los otros Estados parte adherentes a la convención”, recriminó.

El miércoles, el Comité de los Derechos de los Niños, con sede en Ginebra, acusó al Vaticano de privilegiar sus propios intereses por encima de los de las víctimas al permitir a los sacerdotes abusar de miles de menores gracias a sus políticas y su código de silencio.

Recomendó al Vaticano quitar de inmediato a cualquier sacerdote que se sepa o sea sospechoso de abusar de niños, abrir sus archivos sobre los abusadores y los obispos que los encubrieron y entregar los casos a las autoridades legales.

El Vaticano no se esperaba la severidad del reporte y, lento en contestar, emitió una serie de respuestas cada vez más críticas y articuladas que culminaron con el largo comunicado de este viernes, emitido por el vocero vaticano, el padre Federico Lombardi.

Al desestimar las propias explicaciones y datos del Vaticano, dijo que parecía que el comité escribió el reporte antes de que la Santa Sede presentara su caso en una audiencia el mes pasado.

El portavoz advirtió que muchas veces, a lo largo de 20 años, la sede de la Iglesia católica explicó su naturaleza y precisó que no todos los clérigos católicos del mundo dependen de su competencia directa. Aún así el reporte no tomó en cuenta esto.

“¿No se es capaz de entender o no se quiere entender? En cualquier caso uno tiene derecho a sorprenderse”, cuestionó.

El reporte fue emitido por un panel independiente de 18 expertos de la ONU que supervisa la implementación de la Convención sobre los Derechos de los Niños, suscrita por la sede de la Iglesia católica en 1990, que entre otras cosas pide proteger a los menores de edad del daño y asegurar que sus derechos fundamentales a la educación y salud estén garantizados.

Lombardi recordó en su nota que este grupo de trabajo sesiona dos veces al año y recibe los informes de los diversos Estados adherentes, los estudia y los discute con las delegaciones por ellos enviados.

Estableció que sus recomendaciones son, a menudo, “flacas” y “de peso relativo”, por ello “no es casualidad que nunca hayan tenido eco a nivel de la prensa internacional, incluso en el caso de los países donde los problemas de derechos humanos y de la infancia son notoriamente graves”.

Los temas que más disgustaron a la Santa Sede fueron los relacionadas con el acceso de las niñas a la salud reproductiva y la necesidad de proteger a los niños homosexuales de ser discriminados. Esos temas son parte de la convención, pero también tocan fibras sensibles de las enseñanzas doctrinales de la Iglesia católica.