Mundo

Comisión Europea descarta "apoyo sin límites" para Grecia

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, advirtió a Grecia la zona euro no cederá a renegociar su deuda, en tanto, el expresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan, auguró que Atenas abandonará la moneda única.
Agencias
09 febrero 2015 22:37 Última actualización 10 febrero 2015 5:0
Las primeras planas de los periódicos griegos con la imagen del primer ministro Alexis Tsipras. (Reuters)

Las primeras planas de los periódicos griegos con la imagen del primer ministro Alexis Tsipras. (Reuters)

BERLÍN.- El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió a Grecia que no espere que la zona euro ceda a las exigencias del primer ministro Alexis Tsipras para renegociar su deuda, mientras que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, pidió a los dos lados buscar una solución práctica.

Antes del encuentro de ministros de Finanzas de la Unión Europea del miércoles, así como de la cumbre del bloque al día siguiente en Bruselas, donde se evaluará la demanda de Atenas y el fin del programa de rescate el 28 de febrero, Juncker dijo que “Europa respetará a Grecia en tanto Grecia respete a Europa”.

Añadió que Atenas “no debe asumir que la posición general ha cambiado hasta el punto en que la Eurozona dará su apoyo sin límites a toda la agenda gubernamental de Tsipras”.

En este marco, el ministro heleno de Finanzas, Yannis Varoufakis, aseguró que no darán marcha atrás y reiteró que el rescate es “veneno”.

Advirtió que si Grecia se ve forzada a abandonar la moneda única, otras naciones le seguirán. Entrevistado por la cadena RAI, argumentó que “como si fuera un castillo de naipes, si se quita la carta griega, el resto colapsará; ¿quién sería el siguiente? ¿Portugal?“.

En tanto, Lew y su colega británico, George Osborne, recalcaron que es importante que Grecia aplique “un programa creíble para la reforma y el crecimiento”.

Alan Greenspan, expresidente de la Reserva Federal de EU, dijo que es “cuestión de tiempo” la salida helena del euro, porque “es difícil” ver otro desenlace ante la postura del nuevo gobierno para renegociar la deuda.