Mundo

Colombia y las FARC firmarán el jueves nuevo acuerdo de paz

Tras la firma, el acuerdo deberá ser refrendado para que unos 7 mil combatientes de las FARC dejen las armas y conformen un partido político, después de 52 años de confrontación que dejó alrededor de 220 mil muertos.
Reuters
22 noviembre 2016 18:52 Última actualización 22 noviembre 2016 18:52
Colombia

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC firmarán el jueves el nuevo acuerdo de paz. (Reuters)

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC firmarán el jueves el nuevo acuerdo de paz, que deberá ser refrendado por el Congreso para su implementación, informaron el martes las partes, en un nuevo intento de poner fin al conflicto armado interno más antiguo de América Latina.

La decisión del presidente Juan Manuel Santos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de firmar y refrendar el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto cierra cualquier posibilidad de revisar el nuevo pacto y hacer modificaciones, como lo buscaba la oposición que lidera el ex presidente Álvaro Uribe.

"Acordamos que el mecanismo de refrendación de este acuerdo será a través del Congreso de la República y estamos precisando los procedimientos que se van a utilizar para este propósito", precisaron las partes en un comunicado conjunto.

El anuncio se dio después de que las FARC rechazaron la posibilidad de reunirse con los críticos al acuerdo de paz liderados por Uribe para revisar el nuevo pacto y hacer cambios que satisficieran sus demandas.

El Gobierno de Colombia, el Centro Democrático de Uribe y otras fuerzas políticas que rechazaron el acuerdo inicial en el plebiscito del 2 de octubre se reunieron hasta la madrugada del martes sin lograr un consenso sobre el nuevo pacto.

Durante el encuentro entre los representantes de Santos y la oposición, el Gobierno descartó hacer modificaciones al nuevo pacto en temas como la posibilidad de que los líderes de la guerrilla puedan ocupar cargos de elección popular y que tengan penas restrictivas de la libertad en lugar de cárcel.

Si el acuerdo es refrendado, luego se procederá a su implementación para que unos 7 mil combatientes de las FARC dejen las armas y conformen un partido político, después de 52 años de una violenta confrontación que ha dejado unos 220 mil muertos y millones de desplazados.

El inesperado resultado del plebiscito obligó a Santos a iniciar un diálogo con la oposición y reabrir las discusiones en Cuba con las FARC para modificar el acuerdo que incluye sensible temas de desarrollo rural y agricultura, política, lucha contra el narcotráfico, justicia y un cese bilateral y definitivo del fuego supervisado por la ONU