Mundo

Colombia y Ecuador
localizan semisumergible con 3 toneladas de coca

La nave, tripulada por tres personas, navegaba a una velocidad de entre 8 a 12 nudos en zigzag a 200 millas de las Islas Galápagos, tratando de evadir el control de las autoridades, cuando fue capturado en aguas que comparten ambos países.
AP
18 diciembre 2015 12:51 Última actualización 18 diciembre 2015 12:51
[Cuartoscuro] La Guardia Civil incautó 6 vehículos de alta gama y 4.1 toneladas de cocaína valuadas en 242 mdd.

[Cuartoscuro] La Guardia Civil incautó 6 vehículos de alta gama y 4.1 toneladas de cocaína valuadas en 242 mdd.

BOGOTA.- Guardacostas de Colombia y Ecuador localizaron en aguas del Pacífico un semisumergible con tres toneladas de cocaína aproximadamente, informó la armada.

La nave, tripulada por tres personas, navegaba a una velocidad de entre 8 a 12 nudos en zigzag a 200 millas de las Islas Galápagos, tratando de evadir el control de las autoridades, cuando fue capturado en aguas que comparten ambos países.

Según el comunicado difundido por la Armada Colombiana, la operación conjunta se desarrolló tras una persecución y búsqueda de cuatro días en alta mar por guardacostas del Ecuador con el apoyo de la Armada de Colombia y de Estados Unidos.

El semisumergible, los tres detenidos y la droga incautada fueron remolcados por una unidad de Guardacostas ecuatorianas hacia sus costas.

Las autoridades calculan que la carga hubiera supuesto un ingreso para los narcotraficantes de más de 100 millones de dólares. Construir un sumergible de estas características puede costar entre medio y un millón de dólares según la policía que investiga a que grupo criminal pertenecía la carga.

Colombia y Perú son los dos principales productores de cocaína a nivel mundial. Con esta operación Colombia se ha incautado o ha interceptado 89 embarcaciones de esta clase, tres de ellas tipo sumergibles, desde el año 1993 cuando se incautó el primer artefacto de este tipo al servicio del narcotráfico.

Según la Armada Nacional, transportar droga en estas naves a esa distancia del continente es la nueva estrategia de los narcotraficantes para evitar caer en operaciones de interdicción.