Mundo

Colombia extradita a último de los grandes capos del narco

10 febrero 2014 4:59 Última actualización 09 julio 2013 15:45

   [Reuters] 


 
Notimex

Bogotá.- Colombia extraditó a Estados Unidos al último de los grandes capos del narcotráfico capturados en este país, Daniel Barrera, "El Loco Barrera", para que responda por varios delitos en esa nación, informó hoy la Policía local.

El narcotraficante fue entregado este martes a funcionarios de la agencia antidrogas estadunidense (DEA) en Bogotá, luego de ser trasladado bajo un fuerte dispositivo policial desde la cárcel Picaleña de la ciudad andina de Ibagué a esta capital.

La fuente recordó que Barrera fue capturado el 18 de septiembre de 2012 en territorio venezolano, tras una operación internacional en la que participaron agencias de seguridad de Colombia, Estados Unidos, Reino Unido y Venezuela.

La detención fue efectuada por hombres de la Oficina Nacional Antidrogas venezolana (ONA), en plena vía pública en la ciudad de San Cristóbal en momentos en que el narcotraficante hacía una llamada desde una cabina telefónica.

En un comunicado, la Policía de Colombia informó que alias "El Loco Barrera" era solicitado por dos tribunales de Nueva York y uno de Florida, bajo los cargos de asociación para delinquir y tráfico de droga a Estados Unidos.

Afirmó que el colombiano, por quien se ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares, es acusado de "estructurar una peligrosa red criminal que envío centenares de toneladas de cocaína hacia Estados Unidos durante más de 20 años".

Explicó que los cargamentos de droga partían desde Colombia y Venezuela en embarques que tenían como puente diferentes países de Centroamérica hasta llegar a su último destino en Estados Unidos.

"En sus rutas también incluyó a México, Brasil, Argentina, Uruguay y Panamá como sitios de transición", indicó la institución, que recordó que para sus operaciones ilícitas, Barrera hizo alianzas con paramilitares y rebeldes en Colombia.

La extradición del capo fue avalada en abril pasado por la Corte Suprema de Justicia local, ante un pedido del gobierno de Washington, y autorizada días después por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.