Mundo

Colapso de edificio en Bangladesh deja 260 muertos y miles de heridos

12 febrero 2014 4:48 Última actualización 25 abril 2013 8:10

[Reuters] Muchas personas siguen atrapadas en los escombros del edificio.  


 
Agencias

SAVAR, Bangladesh,.-  Los empleados de una fábrica textil, cuyas instalaciones colapsaron en Bangladesh matando al menos a 260 personas, recibieron la orden de volver a sus labores pese a las advertencias de que era arriesgado, dijeron el jueves funcionarios.
 
Las autoridades informaron además que aún se desconoce cuántos permanecen atrapados entre los escombros de la fábrica, que tenía más de 3.000 trabajadores, la mayoría mujeres.

Las banderas ondeaban a media asta este jueves por el día de luto por las víctimas de uno de los peores desastre en el ramo de la confección de ropa del país asiático.

El edificio Plaza Rana, en el distrito de Savar, en las afueras de Daccar, la capital bengalí, se desplomó luego que los administradores ignoraron las advertencias de los trabajadores de que la instalación se había vuelto inestable.

Mohammed Alam Siddiqul Shikder, a cargo de las operaciones de rescate, señaló que muchas personas siguen atrapadas en el edificio.

Los socorristas trabajaron toda la noche y la madrugada de este jueves para tratar de remover toneladas de escombros y encontrar a los sobrevivientes, precisó el canal de noticias Bangladesh News24 en su edición digital.
 
El jefe de la policía del distrito de Daca, Habibur Rahman, dijo que cerca de 2,000 personas habían sido rescatadas en dos días.
 
El desastre ha puesto de nuevo la atención sobre las firmas occidentales que usan Bangladesh como fuente de productos de bajo costo.
 
Cadenas norteamericanas y europeas incluyendo la minorista británica Primark y la canadiense Loblaw dijeron que sus proveedores eran fábricas ubicadas en el edificio.
 
"Creí que era un terremoto", dijo Shirin Ajter, de 22 años, que empezaba la jornada en el taller New Wave Style cuando el complejo se desplomó. Ajter, que permaneció atrapada más de 24 horas, aseguró que su salario mensual es de 38 dólares.
 
Por segunda noche consecutiva, los residentes locales continuaban sacando sobrevivientes y cadáveres de entre los restos del edificio de la plaza Rana, en la zona comercial de Savar, a unos 30 kilómetros de la capital, Daca, usando palancas y sus propias manos en medio de un calor sofocante.
 
Los residentes arrojaban botellas de agua y alimentos a las personas que clamaban por ayuda mientras permanecían atrapadas entre los pisos del edificio. El jueves, se lograron rescatar a 41 personas vivas a través de un agujero en la pared.

El jefe de la policía local, Mohammaed Asaduzzaman, señaló que las autoridades han presentado denuncias por negligencia contra el propietario del edificio.
 
"Un número de víctimas no especificado permanecen aún atrapados", dijo Mizanur Rahman, trabajador de rescate de la brigada de bomberos, mientras caminaba sobre los escombros. "No podemos estar seguros de si podremos sacarlos a todos con vida. Estamos perdiendo un poco de esperanza", añadió.
 
Claman justicia
 
Más de 1,000 trabajadores del sector textil rodearon las oficinas del BGMEA, lanzando piedras y enfrentándose con policías antidisturbios, según mostraron los canales de televisión. Los trabajadores pedían que todas las fábricas de ropa permanecieran cerradas y que los propietarios fueran castigados por los accidentes.
 
"Las muertes de estos trabajadores podrían haberse evitado si corporaciones multinacionales, gobiernos y dueños de fábricas tomaran con seriedad la protección de los trabajadores", dijo en un comunicado Amirul Haque Amin, de la Federación Nacional de Trabajadores Textiles.
 
"En vez de eso, las familias de las víctimas deben vivir con las terribles consecuencias de esta tragedia", agregó.
 
El embajador de Estados Unidos, Dan Mozena, dijo que el accidente podría afectar el acceso de Bangladesh al mercado estadounidense. El país lucha contra una petición de los sindicatos estadounidenses para revocar acceso comercial preferencial debido a temas de seguridad laboral.
 
"Ciertamente hace que el ambiente de seguridad del lugar de trabajo sea cuestionable", declaró Mozena a los periodistas en Daca.
 
Un portavoz de Benetton dijo que ninguna de las fábricas que funcionan en el edificio eran proveedores de la compañía. La española Mango afirmó que tiene un pedido de muestra no entregado con Phantom Apparel, que funcionaba en el lugar.

El desastre se produjo a 5 meses de que un incendio en una fábrica textil mató a 112 personas, y recordó las condiciones de inseguridad en la industria del vestido en Bangladesh.
 
 
Todas las notas MUNDO
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París
Mugabe se reúne con comandante del Ejército; buscan solución
Estados Unidos pide a ciudades cumplir con normas migratorias
Twitter modifica proceso de verificación de cuentas
Atacante suicida mata a 14 en un acto político en Kabul, Afganistán
Encarcelado activista catalán se postulará a elecciones