Mundo

Atentados en Bagdad dejan 88 muertos

Un auto cargado de explosivos estalló en un concurrido mercado al aire libre en Sadr City, al este de la capital iraquí; la deflagración dejó unos 100 heridos. El segundo ataque fue contra una estación de policías en Kadhimiyah y murieron 18 personas.
Agencias
11 mayo 2016 6:17 Última actualización 11 mayo 2016 9:56
Bagdad, Irak

El atentado se registró  la mañana de este miércoles. (Reuters)

BAGDAD.- Atentados en Irak dejaron al menos 88 personas muertas y decenas de heridos, informaron autoridades iraquíes.

Tras el primer atentado, las autoridades elevaron a 63 la cifra de muertos por la explosión de un coche bomba en una zona comercial de un vecindario de mayoría chií de Bagdad.

Un auto cargado de explosivos estalló en un concurrido mercado al aire libre en Sadr City, en el este de la capital iraquí, explicaron dos agentes de policía. La deflagración dejó unos 100 heridos, varios en estado grave. Se temía que la cifra de víctimas mortales pudiera seguir subiendo. 

Horas después, dos explosiones también en la capital dejaron cuando menos 25 muertos y 56 heridos.

El segundo ataque fue contra una estación de policías en el vecindario bagdadí de Kadhimiyah y murieron 18 personas, cinco de ellos policías. En el norte de la capital, en Jamiya la explosión de un coche bomba mató a siete e hirió a 22.




Poco después de la primera detonación, ISIS reclamó la autoría del ataque. El grupo extremista suní considera a los musulmanes chiíes como apóstatas.

La milicia afirmó que la explosión se debía a un atentado suicida, un detalle que negaron las autoridades.

Varios autos y edificios cercanos sufrieron daños importantes, dijo un policía.

Dos responsables médicos confirmaron el número de fallecidos. Todos los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a difundir la información.

En su comunicado difundido en internet, ISIS dijo que el ataque iba dirigido contra una congregación de milicianos chiíes. 

La milicia radical controla también áreas significativas del norte y el oeste, entre ellas la segunda ciudad del país, Mosul.

Las zonas comerciales y públicas donde hay mayoría chií están entre los objetivos más frecuentes de la insurgencia suní, que busca socavar los esfuerzos del gobierno de Irak para mantener la seguridad en la capital.

Con información de AP y Notimex