Mundo

Coche bomba deja 10 muertos en Damasco

10 febrero 2014 5:15 Última actualización 25 julio 2013 14:40

[Reuters] 


 
 
Notimex
 
 
Madrid- Al menos 10 personas murieron y otras 62 resultaron heridas, tras un atentado con coche bomba en una concurrida plaza de un suburbio de Damasco, la capital siria, según los medios estatales.
 

El incidente tuvo lugar en el suburbio de Jaramana, en el sudeste de Damasco, y algunos de los 62 heridos se encuentran en estado "crítico", reportó la televisión estatal, que transmitió en directo imágenes desde el lugar de la conflagración.
 
La explosión sacudió la plaza al-Soyouf en Jaramana, un barrio ampliamente dominado por los cristianos y las minorías drusa, y que ha sido objeto de numerosos ataques de mortero efectuados por combatientes de la oposición.
 
La cadena oficialista al-Ekhbariah TV citó declaraciones de algunos grupos extremistas "que se atribuyeron la responsabilidad por el ataque".
 
Anteriores episodios de violencia en similares condiciones han sido reclamados por el Frente Nusra, grupo extremista vinculado a la red Al-Qaeda.
 
Horas antes, dos artefactos explosivos fueron detonados cerca de una base aérea militar en el distrito de al-Mazzeh y la zona Mashru Dummar, con un saldo de varios heridos.
 
En Mashru Dumar, otra zona de Damasco, otro civil resultó herido de gravedad, según fuentes policiales, cuando terroristas detonaron un artefacto explosivo que habían colocado en su coche.
 
La agencia oficial de noticias SANA ha responsabilizado a los "terroristas" de los hechos, un término que emplea el gobierno sirio para designar a los rebeldes que luchan contra el régimen del presidente Bashar al-Assad.
 
La agencia SANA informó también que la explosión en la zona, que está bajo control del Ejército sirio, causó graves daños a edificios cercanos y destruyó numerosos automóviles.
 
Al menos dos mil 14 personas han muerto en la guerra civil siria desde que inició el mes sagrado musulmán del Ramadán el pasado 10 de julio, casi la mitad de ellos combatientes tanto de los que apoyan como de los que rechazan al régimen de al-Assad.
 
El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, señaló que 438 soldados del ejército sirio murieron en el Ramadán, y 69 miembros de las paramilitares Fuerza de Defensa Nacional cayeron en combates.
 
Mientras el número de civiles muertos durante el periodo referido a causa de la guerra se ubicó en 639 civiles, entre ellos 105 niños y 99 mujeres, la mayoría de los cuales murieron en los bombardeos del ejército.