Mundo

Cinco bombas causan la muerte de 54 personas en Nigeria

Cinco explosiones de bomba en Maiduguri, Nigeria, dejaron un saldo de 54 muertos y 143 heridos, siendo estos los peores ataques de milicianos islamistas desde que intentaron capturar la ciudad africana.
Reuters
07 marzo 2015 14:44 Última actualización 07 marzo 2015 14:45
Nigeria

Un mercado en Maiduguri fue uno de los sitios en donde se presentó el atentado. (AP)

Cuatro ataques suicidas el sábado mataron al menos a 54 personas e hirieron a 143 en la ciudad de Maiduguri, en el noreste de Nigeria, el corazón de la violencia extremista islámica en el país, dijo la policía.

Las explosiones
ocurrieron en un espacio de cuatro horas en varios lugares, desde un mercado de pescado hasta una atestada estación de autobuses, dijo el comisionado policial Clement Adoda.

Una quinta explosión de un coche bomba en un retén militar a 75 kilómetros de la ciudad hirió a un soldado y a dos miembros de una unidad civil de autodefensa. El atacante al parecer quería llegar a Maiduguri, dijo un policía en la escena, hablando a condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar con la prensa.

En la más mortífera de las explosiones, 18 personas murieron cuando un atacante suicida hizo estallar sus explosivos en un triciclo taxi a la entrada del atareado mercado de Baga, dijo la policía.

"Vi muchos cadáveres en el suelo, muchos muertos, y numerosos heridos", dijo el vendedor de pescado Idi Idrisa.

Una hora más tarde, una explosión sacudió el área comercial de Post Office cerca del mercado, de acuerdo con el testigo Baban Musa, que dijo que había muchas víctimas. Una tercera explosión sacudió el Mercado Monday, el mayor en Maiduguri, y la cuarta la estación de autobuses de Borno Express.

Nadie se atribuyó de inmediato los ataques, que no obstante tuvieron las características de los lanzados por el grupo extremista islámico Boko Haram. Maiduguri es la cuna de Boko Haram y los extremistas han tratado de tomar la ciudad con ataques armados por centenares de milicianos, además de atacarla con bombas desde que fue expulsado de su base tras la declaración del estado de emergencia militar en mayo del 2013.

Boko Haram ha aumentado los ataques suicidas y a aldeas en semanas recientes, mientras fuerzas de Nigeria y Chad han expulsado a los extremistas de numerosos pueblos y ciudades nigerianas a lo largo de la frontera con Camerún.

Los milicianos han atacado además aldeas en Camerún y Níger en represalia por la participación de esos países en una coalición para confrontar la insurgencia extremista islámica.

Maiduguri e la capital del estado de Borno y la mayor ciudad del nordeste de Nigeria, eje de una sublevación islámica que ha dejado más de 12.000 muertos en casi seis años.